Por qué los republicanos perdieron la presidencia pero el "Trumpismo" sí ganó en Estados Unidos

Según algunos analistas, Trump obtuvo más votos a presidente que cualquier otro candidato -excepto Biden-, pero el rechazo a su figura "fue personal".

Por Publimetro/ Agencia AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha perdido. Pero el "Trumpismo” no.

El movimiento ganó en  partes del país y entre los votantes a los que Trump cortejó durante cuatro años, llamando la atención una y otra vez sobre los aspectos más viscerales de casi cualquier controversia cultural en el Estados Unidos conservador, apostando a que el miedo y la ira fueran una mano ganadora. Casi lo fueron.

Joe Biden derrotó a Trump en la pugna por la presidencia de EE.UU . y estaba camino de obtener 306 votos electorales, un total que igualaría la ventaja que Trump exageró como un “alud” hace cuatro años.

En un año electoral normal, una victoria así implicaría que Biden habría liderado la victoria de otros demócratas. En lugar de eso, varios candidatos prometedores al Senado y la Cámara de Representantes, incluidos algunos congresistas en el cargo, perdieron sus votaciones.

Para Trump, la situación fue la contraria. Su popularidad entre su base de votantes ayudó a proteger a republicanos en el cargo pero no bastó para salvarlo a él. Obtuvo más votos a presidente que cualquier otro candidato. Excepto Biden. El rechazo a Trump fue personal.

Nada en los comicios hacía pensar que el país estuviera de pronto menos polarizado. Trump consiguió votos en zonas donde ya tenía una base de apoyo, en poblaciones pequeñas y zonas rurales. Biden hizo lo mismo, sólo que más, en entornos urbanos y suburbanos, además de reducir la ventaja de Trump en algunas regiones rurales. El resultado no cambió el hecho de que buena parte del país sigue hablando idiomas políticos distintos.

¡We did it Joe! (Lo hicimos, Joe): el video en que Kamala Harris felicita a Biden por ser el nuevo presidente de EEUU

¡We did it Joe! (Lo hicimos, Joe): el video en que Kamala Harris felicita a Biden por ser el nuevo presidente de EEUU

El video de la vicepresidenta Kamala Harris saludando a Biden por el triunfo en las elecciones ya se viralizó en todo el mundo.

Otros análisis sobre el "Trumpìsmo"

“Esto desafió las expectativas de todo el mundo. Todo el mundo dijo que si Joe Biden gana, los demócratas ganan el Senado. Si Trump gana, los republicanos ganan el Senado”, dijo Rahm Emanuel, exalcalde de Chicago y que fue jefe de despacho de la Casa Blanca. “Eso no fue lo que pasó. Desde luego había una corriente de fondo”.

“La vida no es binaria”, dijo Emanuel. “Es más complicada. Florida, un estado que votó a Trump, votó a favor del salario mínimo. Illinois, un estado que votó a Biden, rechazó un impuesto progresivo sobre la renta. California, demócrata, votó en contra de la discriminación positiva en el entorno laboral”.

Emanuel dijo que los demócratas podrían haberse equivocado al no concretar sus planes para reconstruir la economía al tiempo que controlaban la pandemia, en lugar de centrarse en responder a los esfuerzos republicanos de tacharlos de socialistas.

“Trump jugó con el hastío de la gente con el COVID”, dijo. “Si hubiéramos dado la misma sensación de urgencia a poner la economía en marcha que a controlar el COVID, habría sido diferente”.

En su lugar, algunos demócratas defendían ampliar la Corte Suprema y poner fin al filibusterismo en el Senado, propuestas que podrían haber despertado temores a un control excesivo de un partido.

“Está claro que fue más frustración de los votantes con Trump que con la ideología del Partido Republicano”, dijo Mike Murphy, estratega de varias campañas presidenciales republicanas, y que rompió con el partido debido a Trump. “Claramente, la campaña presidencial se movía en un mundo aparte de la campaña por el Congreso”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo