Radican cargos a 18 confinados por fraude de más de $70,000 al PUA en Pensilvania

Los confinados están acusados ​​de presentar solicitudes falsas alegando que perdieron sus trabajos como resultado de la pandemia

Por Metro Puerto Rico

La primera fiscal adjunta de los Estados Unidos, Jennifer Arbittier Williams, anunció que doce reclusos de la prisión del condado de Chester, Pensilvania y sus cómplices fueron acusados ​​a nivel federal de solicitar y obtener de manera fraudulenta beneficios por el Programa de Desempleo por Pandemia (PUA, por sus siglas en inglés).

Los confinados están acusados ​​de presentar solicitudes falsas alegando que los reclusos perdieron sus trabajos como resultado de la pandemia y están disponibles para trabajar a tiempo completo. Todos los acusados ​​fueron arrestados y puestos bajo custodia esta mañana o ya estaban bajo custodia.

Según la Fiscalía federal, el fraude asciende a más de $70,000 entre todas las solicitudes fraudulentas.

Además, el fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, anunció la semana pasada que su oficina presentó cargos estatales contra seis reclusos de prisiones estatales en el Distrito Este de Pensilvania, que solicitaron y obtuvieron de manera fraudulenta el mismo tipo de beneficios por desempleo de emergencia.

En todos los casos, los reclusos informaron falsamente que eran elegibles para recibir los beneficios de PUA cuando en realidad no cumplían con los requisitos de elegibilidad, es decir, no podían presentarse a un trabajo todos los días debido a su encarcelamiento.

“Estos estafadores, muchos de los cuales ya estaban encarcelados por violar la ley, trataron una crisis de salud pública nacional como una oportunidad para sacar provecho”, dijo el Fiscal Federal Auxiliar Primero Williams.

“Esta actitud cruel estafa a los contribuyentes honestos que financian programas de ayuda y también hace que sea mucho más difícil proporcionar fondos a quienes los merecen y los necesitan. Mi oficina hará todo lo que esté a su alcance para garantizar que las estafas de fraude por coronavirus se detengan y castiguen", añadió.

“Es despreciable que las personas encarceladas se llenaron los bolsillos aprovechando el salvavidas financiero de COVID-19 otorgado a millones de habitantes de Pensilvania honestos y trabajadores. Gracias a la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos del Distrito Este de Pensilvania por sus continuos esfuerzos en la lucha por la justicia ”, dijo por su parte la fiscal de distrito del condado de Chester, Deb Ryan.

 

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo