Desestiman demanda de gimnasios contra la gobernadora

Habían impugnado la constitucionalidad de la orden ejecutiva que les impide operar en medio de la pandemia

Por Metro Puerto Rico

El Tribunal de Primer Instancia de San Juan desestimó la demanda que radicaron varios gimnasios contra la gobernadora Wanda Vázquez y su orden ejecutiva que prohíbe la operación de ese tipo de establecimiento con motivo de la pandemia de coronavirus.

En su determinación, el juez Alfonso S. Martínez Piovanetti estableció que “ante un estado de emergencia provocado por la propagación pandémica de un coronavirus novel, para la cual la información y los criterios científicos se desarrollan continuamente y de manera dinámica, el Estado tiene amplia latitud para tomar decisiones de política pública y establecer clasificaciones económicas como las que se impugnan en el caso de epígrafe”.

El juez expresó que las alegaciones de los demandantes, Max Fitness Morovis Inc. y HCOA PR Franchise Holdings,  “son insuficientes para exponer una reclamación plausible que justifique la concesión de un remedio, por lo que los demandantes e interventores no tienen probabilidad alguna de prevalecer en los méritos”.

“Ante un estado de emergencia provocado por la propagación pandémica de un coronavirus novel, para la cual la información y los criterios científicos se desarrollan continuamente y de manera dinámica, el Estado tiene amplia latitud para tomar decisiones de política pública y establecer clasificaciones económicas como las que se impugnan en el caso de epígrafe”.

La sentencia plantea que la decisión del gobierno de cerrar los gimnasios y otros establecimientos no es arbitraria. "No es posible concebir un escenario en el cual la parte demandante o la parte interventora puedan demostrar que ante el aumento exponencial y progresivo en los casos de contagios y muertes por causa del COVID-19 en Puerto Rico y el mundo ahora mismo, el cierre temporero de los gimnasios —entre otros comercios que propician las conglomeración de personas— sea claramente arbitrario o que el Estado carezca de interés legítimo o racional alguno para haber tomado dicha determinación. Por consiguiente, procedemos a desestimar el presente caso".

Los gimnasios demandaron a la gobernadora luego que se volviera a prohibir la operación de los gimnasios desde el pasado 17 de julio. Anterior a esa fecha, esos establecimientos habían reabierto tomando una serie de medidas de seguridad para intentar evitar contagios de COVID-19.

Representantes de esa industria reclamaron a las autoridades alternativas para poder retomar sus actividades, pero radicaron la demanda luego que no obtuvieran la respuesta esperada del gobierno.

Para ver la sentencia, haz click aquí.

Loading...
Revisa el siguiente artículo