Nace un rinoceronte blanco en Chile, el primero en Latinoamérica durante la pandemia

Atanasio pesó 75 kilos al nacer y tanto él como su madre, Hannah, están en perfectas condiciones. En Buin Zoo, que lleva cuatro meses cerrado por la crisis sanitaria, esperan que los amantes de los animales apadrinen al bebé rinoceronte, así como a las otras especies del zoológico.

Por Sergio Jerez

El domingo 5 pasado, a las 14:34 horas, se produjo el nacimiento de una nueva cría de rinoceronte blanco (Ceratotherium simum) en Buin Zoo. En un proceso de parto cercano a las 5 horas y monitoreado en todo instante por el equipo veterinario, Hannah –la madre- puso fin a un período de gestación que en total duró 504 días y que tuvo como resultado la llegada de este nuevo animal a Buin Zoo y el primero de su especie en toda Latinoamérica que nace en período de pandemia.

Oliver y Hannah, los ejemplares adultos del Zoológico, traen nuevamente al mundo a un animal con muchas particularidades: Es el segundo nacimiento en Buin Zoo, y también el segundo en todo Sudamérica, ya que no hay registros en esta parte del continente de reproducciones exitosas de rinocerontes bajo cuidado humano.

Atanasio, nombre escogido por el santoral católico del día del parto, es una cría de 75 kilos, completamente sana y cuyo comportamiento ha sido el habitual para esta especie: se puso de pie a los 65 minutos después de nacer, y a las 2 horas con 20 minutos de vida, tuvo su primera lactancia. Ambas señales estaban dentro de los rangos normales, lo que dejó muy tranquilo y conforme al equipo veterinario del parque que no tuvo que intervenir en ninguna parte del proceso.

Con el correr de los días se ha visto no sólo a una cría con un buen comportamiento, sino también a una madre que con su anterior experiencia en la maternidad ha sabido actuar de una forma más natural con él. Oliver, el padre, se mantendrá alejado de la cría y la madre por un período de un mes al menos, para entregarle a Hannah la tranquilidad necesaria para los primeros días junto a Atanasio.

La llegada de Atanasio se produce en un momento muy particular para el parque. Justo cuando el zoológico cumple cuatro meses cerrado al público por la pandemia, Buin Zoo está muy necesitado de recursos para mantener a todos sus animales. Por lo mismo es que toda la gente que quiera apadrinar a Atanasio y ayudar así a la mantención de su familia, podrá hacerlo ingresando a www.buinzoo.cl eligiéndolo entre los distintos ejemplares que están en busca de padrinos mientras dura este cierre momentáneo.

Es necesario agregar como antecedente que la familia completa de rinocerontes consume anualmente 1.500 fardos de ballica, lo que hace de su alimentación uno de los ítems más costosos en la mantención completa de los cuatro rinocerontes con los que hoy cuenta el parque (alimentación, personal de bienestar animal y enriquecimientos ambientales, controles veterinarios, etc).

En términos estrictamente científicos, este nacimiento es un tremendo aporte a la conservación ex situ (fuera de su medio natural) de una especie que está amenazada de extinción, y cuyas proyecciones son alarmantes: se estima que quedan entre 17.000 y 19.000 animales en el mundo –de los cuales 743 se encuentran en zoológicos bajo el cuidado de humanos- y su tasa de mortalidad es de más de 1.000 ejemplares por año aproximadamente en vida silvestre (en su mayoría debido a la caza indiscriminada y a la destrucción de su hábitat).

Las cifras que entrega el studbook oficial de esta especie (estudio global y coordinado entre todos los zoológicos que cuentan con ese animal) es que al año sólo nacen un máximo de 17 rinocerontes en todos los parques a nivel mundial, por lo que la contribución que Buin Zoo puede hacer con este ejemplar para formar una nueva pareja de una especie tan amenazada es gigante. Como antecedente, suele ser raro reproducirlos en parques cuando hay sólo una pareja. El hecho de haber logrado reproducción en Buin Zoo con una sola pareja da cuenta de las excelentes condiciones de bienestar que se entregan a los animales para generarles un ambiente óptimo, reflejándose esto en el éxito reproductivo.

Una particularidad de los rinocerontes, y que explica un poco porqué es tan difícil repoblar el mundo con esta especie, tiene que ver con lo extenso de su ciclo reproductivo: después de un período de gestación de año y medio (aproximadamente 18 meses) nace una sola cría, a la que la hembra tendrá que amamantar durante al menos un año más, período tras el cual puede volver a aparearse. En definitiva, una pareja de rinocerontes puede dar a luz –en el mejor de los casos- a sólo un ejemplar cada 3-4 años.

La historia de Oliver y Hannah en Buin Zoo comenzó en 2013, cuando tras tres años de coordinación entre nuestro parque, el SAG y su símil sudafricano, llegaron provenientes desde ese país cada uno con dos años de vida, y las proyecciones eran claras: generar a futuro una familia reproductiva y ser un aporte a la conservación de la especie con animales que a mediados de 2015 llegarían a su madurez sexual. Y así fue, ya que tras un período de gestación de 18 meses, a mediados de 2017 nació Pantaleón, y ahora a mediados de 2020 fue el turno de Atanasio.

Aquí puedes ver el video con los primeros días de Atanasio:

Revisa aquí la presentación oficial de Atanasio, nuestra nueva cría de rinoceronte blanco. Recuerda que ya puedes apadrinarlo en: https://apadrina.buinzoo.cl/ 🦏

Posted by Parque Zoológico Buin Zoo – Chile on Thursday, July 16, 2020

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo