¿Cuánto me voy a tardar en llegar a ser “cinta negra”?

Por José "Joe" Díaz, PhD

Diariamente miles de estudiantes de artes marciales preguntan a sus instructores sobre cuánto se tardarán en llegar a ser “cinta negra”. Llegar al grado de “Shodan”, o primer dan, te permite utilizar la distintiva cinta negra, que es la meta de muchos practicantes de artes marciales.

Algo similar me pasó recientemente con un vendedor nuevo. Durante una sesión de preguntas y respuestas en un “webinar” de ventas, uno de los participantes me preguntó: ¿cuánto tiempo me voy a tardar en ser un vendedor extraordinario?. Aunque he escuchado preguntas similares, sentí que algo fue diferente en esta ocasión. Quizás fue la seriedad inusual al expresar la pregunta, o la insistencia genuina en querer saber con precisión, cuanto tiempo le tomaría el lograr su objetivo. Mi respuesta muy ZEN, fue la siguiente: Llegar a ser un vendedor extraordinario, te tomará exactamente el tiempo que te tome desarrollar las competencias necesarias para ser un vendedor extraordinario.

En el entorno ventas, las competencias son aquellas habilidades que te capacitan para producir los resultados esperados y simultáneamente te permiten manejar efectivamente las exigencias de esta intensa profesión. Las competencias son la combinación óptima de conocimiento, destrezas, actitudes y hábitos. Son muchas las habilidades que se tienen que desarrollar para llegar a ser un vendedor o vendedora de élite. Pero de todas las necesarias, estas son las que han sido identificadas como las indispensables:

La Primera competencia medular requerida en ventas es el conocimiento de la técnica de ventas. La venta es un proceso técnico, si no aprendes la técnica, te será muy difícil vender.

La Segunda competencia vital es la destreza en la aplicación de la técnica de ventas. Tienes que poder aplicar lo que sabes a la perfección.

La tercera habilidad necesaria es mantener una actitud ganadora.

Una actitud positiva siempre precede a los resultados positivos.

La cuarta competencia es la incorporación de hábitos que fomenten la excelencia.

Prográmate diariamente para ser mejor.

Mi primer maestro de artes marciales me enseñó lo siguiente:

Te tomará mil días para aprender y diez mil días para ser un maestro. Curiosamente, esto aplica para todo.

Espacio comercial / Esta columna expresa solo el punto de vista de su autor. Puede escribirle al autor a la siguiente dirección electrónica: [email protected]

Loading...
Revisa el siguiente artículo