La economía comienza su reapertura en medio de incremento en los contagios

Conoce los sectores comerciales que reanudarán sus operaciones luego de siete semanas de cierre

Por Manuel Guillama Capella

Al amparo de la orden ejecutiva firmada por la gobernadora Wanda Vázquez el pasado viernes, cerca de una treintena de industrias o sectores podrán, a partir de hoy, reanudar total o parcialmente sus operaciones, luego de siete semanas de cierre forzado a raíz de la epidemia del Covid-19.

La reapertura tiene lugar luego de que el jueves y el sábado se convirtieran en dos de los tres días con más contagios reportados del virus en los casi dos meses desde que se identificara el primer caso en Puerto Rico.

El área de servicios, en particular, recibió un voto de confianza de la gobernadora, al aglomerar cerca de la mitad de los sectores económicos que podrán abrir sus puertas a partir de hoy, aunque bajo la presunción de que implementarán las medidas de prevención de contagios dispuestas por el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) en una carta circular.

Entre los servicios que el sector privado podrá ofrecer desde hoy se incluyen los de mudanza; el procesamiento de transacciones electrónicas; las ventas por teléfono u ‘online’; reparación de aires acondicionados; y de diseño, venta e instalación de equipo para prevenir incendios.

Todos tendrán que cumplir con las medidas de distanciamiento físico recomendadas para evitar la propagación del coronavirus. Los clientes que hagan compras telefónicas o en línea, por ejemplo, tendrán que recibir los productos en sus hogares o esperar en sus vehículos al pasar a recogerlos.

Otros sectores autorizados para reanudar sus actividades son los centros de llamadas y datos, las armerías –pero solo como apoyo a entidades de seguridad–, el transporte de mercancías, trabajos de carga, almacenaje y distribución, así como empresas que proveen servicios a puertos y aeropuertos.

Los trabajos relacionados con el mantenimiento de infraestructura de telecomunicaciones ya operaban parcialmente, pero en esta ocasión se añadieron categorías tales como proyectos de energía renovable, reparación de carreteras y labores de preparación para la temporada de huracanes.

En general, también estarán exentos de cumplir con el toque de queda aquellos servicios de apoyo a sectores con permiso para funcionar.

En el caso de los comercios, la lista de categorías exentas se amplió de ocho a 14, si bien se preservan las estipulaciones que exigen que exigen a los negocios establecer un sistema de turnos para evitar el contacto físico. Así ocurre con los espacios de lavandería, los centros de inspección y autos y dedicados a la agricultura ornamental.

La ferreterías y tiendas de reparación y venta de piezas de vehículos ahora podrán abrir de lunes a viernes, en lugar de dos días a la semana, pero deberán continuar utilizando un sistema de citas.

Además, las compañías de seguridad privada y aquellas consideradas de seguridad nacional –como la industria aeroespacial y negocios que presten servicios al Departamento de Defensa estadounidense– podrán reactivar sus operaciones.

Buena parte del sector de la salud ya estaba ofreciendo sus servicios acostumbrados. Sin embargo, a partir de hoy se podrán comenzar a realizar cirugías electivas ambulatorias y podrán reabrir las oficinas dentales y de optometría siguiendo las guías de distanciamiento.

Autocertificaciones patronales

A través de la Carta Circular 2020-03, la secretaria del Trabajo, Briseida Torres, dejó en manos de los patronos la seguridad del personal que regresará a trabajar luego de 50 días de confinamiento y a cuatro días de la fecha estimada por el Departamento de Salud para que la isla alcance su pico de contagios.

Los empleadores se verán obligados a presentar al DTRH una “autocertificación patronal” que deberá incluir un “plan de control de exposición al Covid-19”.

La carta circular dispone que los negocios no podrán reabrir hasta tanto sometan la documentación requerida. En el caso de comercios que ya estuvieran exentos, podrán continuar operando pero igualmente deberán presentar la autocertificación “lo antes posible”.

Todos los planes de control, según dispuso el DTRH, deberá cumplir con 22 puntos, tales como el proceso de monitoreo y cernimiento del personal, las medidas para garantizar el distanciamiento físico y cómo se proveerá ventilación adecuada.

A los patronos, además, se les requiere orientar al personal sobre las guías de protección, establecer un itinerario para que los empleados se laven las manos y proveer equipo de protección personal libre de costo, entre ellos mascarillas, que serán compulsorias.

De acuerdo con la carta circular, el DTRH publicará cada dos días una lista actualizada de los patronos que han sometido la documentación necesaria.

Ayer, el gobierno anunció que conformaría unos grupos interagenciales para velar por el cumplimiento de las disposiciones de la orden ejecutiva con relación a la reapertura de industrias. El equipo de trabajo estaría compuesto de funcionarios del DTRH, el Departamento de Hacienda, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, el Departamento de Asuntos del Consumidor y la Policía estatal.

Los negocios que reabran sus puertas no estarán exentos de cumplir con el toque de queda, que en esta nueva etapa de la cuarentena se mantiene entre 7:00 p.m. y 5:00 a.m.

Te recomendamos este vídeo:

Loading...
Revisa el siguiente artículo