Una ciudad de Oklahoma elimina la obligación de llevar mascarillas en las tiendas tras recibir amenazas

Empleados de tiendas han sido confrontados hasta con armas

Por Europa Press

La ciudad de Stillwater, en el estado de Oklahoma, ha decidido este sábado eliminar la obligación de llevar mascarillas en las tiendas de la localidad por el coronavirus, después de que los propietarios hayan recibido amenazas por cumplir con esta norma.

El alcalde de la localidad, Will Joyce, ha decidido revocar la orden por la que se obligaba a las personas que fueran a comprar a llevar mascarilla dentro de los negocios.

"En el corto periodo de tiempo desde el inicio el 1 de mayo, en el que se requería el uso de mascarillas para entrar a tiendas y restaurantes, los empleados han sido amenazados con violencia física e insultos", ha trasladado el gerente municipal Norman McNickle en un comunicado, donde ha señalado que en uno de los casos se ha llegado a utilizar un arma de fuego, según recoge la cadena NBC.

"Odio que nuestros negocios y sus empleados hayan tenido que lidiar con el abuso, lamento haberles puesto en esta situación", ha trasladado el propio alcalde a través de su cuenta de Twitter, donde también ha destacado que "no es el tipo de personas que se pelea con los matones, aunque tampoco mandará a nadie para que pelea en la batalla por él".

Sin embargo, Joyce ha recordado que el uso de mascarillas es todavía obligatorio para los trabajadores y ahora es "fuertemente recomendado" para los clientes.

Llegan a 1,808 los casos únicos positivos de COVID-19 en la Isla

Además, se reportaron dos muertes adicionales

"A las personas que recurren a las amenazas y la intimidación cuando tomamos un simple paso para proteger nuestra comunidad: me avergüenzo de vosotros", ha expresado Joyce, que ha añadido que la libertad como estadounidenses también implica "una serie de responsabilidades".

El estado de Oklahoma ha dado pasos para reabrir su economía en el marco de la pandemia. Particularmente, el gobernador Kevin Stitt informó de la apertura de los negocios que se ocupan del "cuidado personal", como salones de uñas, barberías o spas siguiendo unos protocolos sanitarios.

También, a partir de este mes de mayo, se ha permitido que restaurantes, cines, instalaciones deportivas o gimnasios pueden reabrirse con medidas de distanciamiento social, así como lugares de culto.

MÁS MEDIDAS DE PROTECCIÓN EN MÍCHIGAN

Por otro lado, la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, ha firmado este mismo sábado una orden por la que se extienden las medidas de protección en el estado para los clientes y trabajadores en tiendas de alimentación y farmacias.

Así, los clientes tendrán que llevar mascarillas para entrar a cualquiera de estos establecimientos hasta el próximo 29 de mayo, además de que ciertos negocios restringirán dos horas a la semana para atender a la población más vulnerable ante la Covid-19.

"Seguimos protegiendo la salud y la seguridad de los consumidores y los trabajadores en nuestras tiendas y farmacias, de las que dependemos más que nunca en esta crisis sanitaria sin precedente", ha asegurado Whitmer.

Hasta el momento, las autoridades estadounidenses han informado de un total de 65.069 muertes confirmadas por el nuevo coronavirus, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. Además, hay 1.104.345 positivos de coronavirus en todo el país, aproximadamente un tercio de todos los detectados a nivel mundial.

China reporta dos contagios de coronavirus

La mayoría de los pacientes se han recuperado y se les ha dado alta

Loading...
Revisa el siguiente artículo