Vuelven los sistemas de detección de disparos

El proyecto lo había traído Alejandro García Padilla en la pasada administración

Por Metro Puerto Rico

El administrador de la Administración de Vivienda Pública (AVP), William Rodríguez Rodríguez anunció el viernes, la adquisición del sistema de detección de disparos para los municipios de Bayamón y Trujillo Alto y parte del municipio de San Juan, cuya tecnología localiza, alerta y analiza disparos a fin de proveer informes y estadísticas de los incidentes en el área donde esté instalado al Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR).

"Este sistema busca mejorar la capacidad de responder e investigar los crímenes violentos que involucran el uso ilegal de armas de fuego. liemos realizado campañas para alertar sobre los peligros de disparar al aire y ahora reforzamos cse mensaje con esta tecnología", dijo Rodríguez Rodríguez en comunicación escrita.

Agregó que "el proceso de investigación puede ser más completo y acelerado tras la instalación de este sistema, lo que aportaría a tina reducción de este tipo de eventos. Estos actos no pueden quedar impunes, particularmente ahora durante la época de despedida de año y ante posibles incidentes de disparos al aire. Queremos que nuestras comunidades vivan en paz y continuaremos trabajando para ese fin".

Explicó que esta herramienta tecnológica, conocida como Shotspotter, detecta y alerta a la policía sobre incidentes de disparos audibles al aire libre dentro de un área de cobertura específica, mediante el uso de sensores acústicos que identifican la ubicación exacta de los disparos.

Por su parte, el designado secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer, expuso que "una de nuestras prioridades apremiantes es garantizar la seguridad de los ciudadanos y realizar las investigaciones de rigor para esclarecer los crímenes que se reporten en las calles de Puerto Rico. El sistema de detectores de disparos representa una importante herramienta para agilizar los trabajos de investigación que realiza el Negociado de la Policía de Puerto Rico".

Asimismo, Janer añadió que "nuestro llamado al pueblo puertorriqueño es a mantener la prudencia, especialmente en esta época festiva y denunciar de manera confidencial a cualquier persona que, utilizando un arma de fuego, ponga en peligro la vida de otros".

Mencionó que los sensores acústicos del sistema se ubican estratégicamente en un área de cobertura. Cuando se dispara un arma, los sensores detectan los disparos y la triangulación del audio señala su ubicación. Los algoritmos analizan el sonido y los posibles disparos se transmiten a un centro de análisis de incidentes, donde personal experto en acústica evalúa los incidentes en segundos y agregan detalles pertinentes, como "múltiples disparos" y "armas automáticas".

Te podría interesar:

Afectadas varias instalaciones de la AAA por avería eléctrica en varios municipios

Residentes en estas áreas experimentarán bajas presiones o interrupciones en el suministro de agua potable.

Este análisis puede contribuir a la manera en que los oficiales manejan la escena del crimen. Los disparos confirmados se publican en segundos y las notificaciones de disparos se pueden enviar a centros de despacho, a terminales de datos móviles en las patrullas y hasta a los teléfonos inteligentes de la uniformada.

El tiempo total desde el disparo hasta la alerta es menor a 60 segundos. Las alertas pueden integrarse y activar otros sistemas, como cámaras, para girar, inclinar y enfocar hacia la dirección de un incidente de disparo.

La División de Detección de Disparos del Negociado de la Policía de Puerto Rico, creada mediante la Orden General 100-147, tendrá la responsabilidad de administrar el sistema de localización, alerta y análisis de detección de disparos.

Mientras, el comisionado del NPPR, Henry Escalera, indicó que "este tipo de alianzas son vitales para el fortalecimiento de nuestra rama investigativa y provee herramientas valiosas para que los actos violentos no queden impunes. En el Negociado de la Policía tenemos el firme compromiso de atender cualquier incidente violento con la responsabilidad y premura que amerita. Estamos seguros de que, con la colaboración de la Administración de Vivienda Pública y los residentes de los residenciales, continuaremos avanzando en la dirección correcta para lograr un Puerto Rico más seguro para todos".

En tanto, el secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil Enseñat, sostuvo que "el sistema de Shotspotter ha demostrado ser efectivo en varias ciudades de los Estados Unidos, entre estas Miami, donde su alcalde ha indicado que, desde la adquisición del equipo en el 2014, los incidentes con disparos de armas de fuego se han reducido a un 50 por ciento".

El titular de Vivienda añadió que "esta herramienta será de gran utilidad para la población de nuestros residenciales y aportará a mejorar su calidad de vida, al ofrecer mayor prontitud y atención a la reacción ante este tipo de incidentes de violencia. Con el apoyo de nuestras comunidades, de la Policía y de esta tecnología auguramos un gran beneficio para la comunidad general".

El contrato de Shotspotter tiene vigencia hasta diciembre de 2022, por una inversión de 4.3 millones de dólares; se han asignado 13 vehículos para el funcionamiento del sistema.

Loading...
Revisa el siguiente artículo