En aumento los casos de violencia sexual

Ante registro de más casos, se torna urgente continuar esfuerzos de educación contra la violencia machista en Puerto Rico

Por Lyanne Meléndez García

La violencia contra las mujeres se manifiesta de múltiples maneras, y aunque si bien suman cada vez más esfuerzos de concienciación sobre este mal, las más recientes estadísticas muestran que los casos de violencia sexual van en aumento.

De acuerdo con estadísticas suministradas por el Centro de Ayuda a Víctimas de Violación, adscrito al Departamento de Salud, en las salas de emergencias el 69 % de los casos de violencia sexual corresponden a una agresión sexual, mientras que el 86 % son féminas y el 80 % se trata de menores de edad. La información provista a Metro establece que diariamente dos menores víctimas de abuso sexual reciben servicios en salas de emergencia.

Por otro lado, se reportaron 769 casos activos de abuso sexual en el Departamento de la Familia en el año fiscal 2017-18. Las querellas de violencia sexual aumentaron en todos sus renglones: actos lascivos aumentó de 549 querellas en 2017 a 740 en 2018, agresión sexual aumentó de 303 a 334 para el mismo periodo, así como incesto de 22 a 23 casos.

“Lamentablemente, van en aumento los casos de agresión sexual, tanto en las adultas como en los menores, en los jóvenes”, explicó en entrevista con Metro la directora del Centro, Rebeca Ward. Y añadió: “Entendemos que la incidencia es alta, pero se puede prevenir a través de la educación, y la educación encaminada a cambiar las normas sociales, tener una cultura más de respeto y equidad entre los géneros”.

De acuerdo con el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento (BRFSS, en inglés), hay una prevalencia de 67,269 adultas y adultos que reporta haber sufrido agresión sexual en su vida. Esa encuesta, pero para jóvenes en 2017, también apuntó a que 14,000 estudiantes de escuela pública expresaron haber sido agredidos sexualmente. Además, se estima que 5,000 estudiantes han sido víctimas de violencia sexual en una cita.

Ward advirtió que cuando se reportan casos de violencia sexual, estos pueden traer consigo otras repercusiones que son urgentes de atender, como infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados y consecuencias emocionales, como depresión mayor, ideas suicidas y trastornos de ansiedad, como el desorden de estrés postraumático.

En ese sentido, entre las recomendaciones es importante que las personas conozcan recursos de ayuda en las comunidades, entidades y centros gubernamentales, tanto para trabajar las secuelas emocionales del incidente, como si se tomará alguna acción legal.

El Centro de Ayuda ofrece servicios a personas que han sufrido violencia sexual, pero también ofrecen a sobrevivientes de violencia doméstica. Además, cuentan con una línea disponible las 24 horas, que ofrece ayuda tanto a víctimas de violencia sexual como de violencia física. El número a llamar es 787-765-2285.

 

Urgen acciones contra violencia machista

Ward explicó que existen múltiples formas de contrarrestar la violencia de género, entre las que ya han trabajado, como educación, capacitación a profesionales y alianzas multisectoriales, pero se tienen que ampliar.

“Tenemos que adiestrarnos y leer sobre este tema porque tiene unas dinámicas bien particulares y es bien importante conocer el tema a profundidad para entender lo que ocurre y por qué ocurre”, detalló.

Sostuvo que apuestan por la educación en equidad de género desde grados preescolares hasta la universidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo