Preocupan a las comunidades plantas de gas de la AEE

Organizaciones piden cuentas sobre análisis de riesgos de importar gas metano, mientras la corporación pública asegura que ya cuenta con permisos

Por Lyanne Meléndez

Un grupo de organizaciones ambientalistas, comunitarias y de la sociedad civil advirtieron ayer sobre los riesgos que enfrentan las áreas cercanas a la bahía de San Juan, a raíz de los contratos que ha negociado la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para la gasificación de las unidades 5 y 6 de San Juan.

Los portavoces de las entidades también levantaron voz en repudio al propuesto desarrollo de terminales de gas metano en otras partes de la isla.

“Este desarrollo incluye la construcción de un terminal de gas metano a establecerse en las unidades, no solo de San Juan, sino de Yabucoa y Mayagüez”, detalló Adriana González, portavoz de Sierra Club, una de las entidades representadas.

Explicó que, tan pronto como en noviembre, las plantas estarán quemando gas metano y transportándolo por la zona. Esto, a raíz de un contrato entre la AEE y la empresa New Fortress Energy para transformar las unidades 5 y 6 de San Juan por un total de $1,500 millones por cinco años. Es decir, cerca de $300 millones cada año, según consumo de la AEE

La corporación pública, a través de su portavoz de prensa, Edith Seda, informó que ya cuentan con todos los permisos, y aunque el señalamiento es sobre las decisiones de la AEE, refirió todo asunto de “seguridad” a la Guardia Costera.

González denunció que la importación y el transporte en camiones del gas “conlleva mucho riesgo a las comunidades cercanas y a los trabajadores de la zona portuaria y de la Autoridad de Energía Eléctrica”.

En conferencia de prensa, advirtieron que si ocurre un choque u otra emergencia, se podría producir una explosión que afectaría hasta dos millas de diámetro de distancia.

Mientras, la líder ambientalista Myrna Conty expuso que mantienen un llamado a la gobernadora Wanda Vázquez a una reunión sobre el tema. Exigió que las vistas públicas y los documentos se distribuyan en español, de manera que las comunidades estén al tanto, pues no hablan de forma fluida en inglés.

Los portavoces de las comunidades establecieron que desconocen si la AEE ha calculado o tomado en cuenta los potenciales daños a las comunidades y la zona portuaria. “Se desconoce si la AEE ha hecho un estudio para conocer y proteger a los empleados y el área”, expuso González.

El líder de la comunidad de Puerto Nuevo, Carlos Negrón Sánchez, expresó preocupación por falta de información y planteó: “Nos preocupa que se insista en los combustibles fósiles, cuando se había anunciado una transición a energía renovable”.

El abogado ambientalista Pedro Saadé advirtió que “si ocurriera un accidente, queda liberado ese gas en estado líquido y se convierte en una nube y condensa todo lo que queda alrededor, (lo que) puede envenenar inmediatamente a todos los trabajadores. Y esa nube, dependiendo del viento, se puede mover”.

“Hay que ver si las autoridades han hecho un análisis de riesgo sobre qué podría ocurrir en las comunidades”, insistió el licenciado. Algunas comunidades que podrían verse afectadas son Vietnam, Borinquen  —conocida como Matadero—, así como otras costeras de Cataño, Guaynabo y San Juan.

No obstante, residentes de Yabucoa y Mayagüez advirtieron que también se tienen que analizar los riesgos para esos pueblos en caso de que se completen los planes establecidos.

El grupo propone alternativas como energía solar a través de paneles solares para la generación de energía limpia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo