Presidente de UPR advierte de consecuencias de recortes

El funcionario sostuvo que la universidad no puede “tolerar los nuevos recortes”, que se prevé asciendan por $71 millones el siguiente año fiscal

Por Manuel Guillama Capella

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock, negó que, pese a los recortes que se proponen en el plan fiscal para el año fiscal 2021, la administración esté contemplando en este momento el cierre de unidades académicas.

Sin embargo, Haddock admitió que, de implementarse lo que establece el documento aprobado por la Junta de Control Fiscal, la UPR se vería obligado a realziar ajustes severos a su operación.

“Estamos solicitado que los recortes del año que viene se dejen sin efecto. Eso nos permitiría a nosotros trabajar el nuevo modelo presupuestario. Como ustedes conocen hemos sido muy responsables con los recortes hasta el momento. Hemos cumplido con los recortes. Pero estamos en un momento donde la UPR no puede realmente tolerar los nuevos recortes, así que estamos trabajando con el gobierno para ver como podemos allegar esos fondos”, dijo hoy Haddock.

Según Haddock, el recorte en las asiganciones gubernamentales para el próximo año fiscal sería de $71 millones. Esto significaría, al combinarse con los $330 millones que el Estado ha recortado en los pasados tres años fiscales, que la UPR habría perdido sobre $400 millones en su financiamiento anual.

“Aumentos en costo de matrícula no se está contemplando en este momento. Posiblemente vamos a tener que cerrar… vamos a tener que hacer algunos ajustes que no se han contemplado hasta este momento. Nosotros queremos mantener los 11 recintos abiertos. Estamos comprometidos a que no haya despidos pero va a ser retante con ese tipo de recorte”, indicó Haddock.

Ayer, durante una asamblea estudiantil en el Recinto de Río Piedras, se alertó de que el recorte previsto de más de $70 millones podría dejar inoperante a hasta ocho unidades del sistema universitario.

“Responsablemente tendríamos que hacer un estudio más profundo, de ese ser el caso (el recorte propuesto). Estamos comprometidos con los 11 recintos y con los programas que tenemos. Estamos hablando de que (tendríamos) que volver a ver cuál sería el impacto sobre el presupuesto”, sostuvo Haddock en una conferencia de prensa en La Fortaleza, donde se reunió esta mañana con la subsecretaria de la Gobernación, Lilliam Sánchez Pérez.

Los recortes al retiro van

Por otro lado, la administración de la UPR planifica seguir adelante con los recortes al plan de retiro de los empleados de la institución, por entender que, tal como está configurado el sistema actualmente, sería imposible cubrir con la deuda de actuarial de cerca de $3,000 millones que alegan existe.

Haddock indicó que la UPR ha cumplido con las aportaciones patronales que le corresponden según el plan fiscal de la institución.

Sin embargo, profesores, empleados no docentes y la dirección de la Junta del Sistema de Retiro han asegurado que esos pagos no son suficientes para preservar el plan de beneficios definidos del que, hasta el momento, disfrutan los jubilados de la UPR.

Según el plan fiscal, se estima que para el año fiscal 2021 la UPR tendría que aportar $160 millones bajo los parámetros actuales. Sin embargo, el documento expone que la cifra deberá reducirse por alrededor de $60 millones para ese y los años subsiguientes.

El director de finanzas de la UPR, Antonio Tejera, indicó que en la pasada década la institución ha contribuido casi $52 millones “por encima de lo que establece el actuario en sus informes”.

“El sistema de retiro, como está hoy, tiene una deuda que no podría sustentarse con la cantidad de activos netos que tiene disponible (la UPR) para pagarla. Así que a todas luces sí conviene y resulta crítico que se reforme el sistema de retiro de la universidad”, señaló Tejera.

Loading...
Revisa el siguiente artículo