En la cancha del Supremo validez de juramentación

El máximo foro judicial determinó que las partes tendrán hasta el mediodía de hoy para presentar alegaciones

Por Sadot Santana Miranda

Le tocará al Tribunal Supremo hoy comenzar a desenredar la telaraña constitucional en la que se encuentran la Rama Ejecutiva y la Rama Legislativa tras la juramentación el pasado viernes de Pedro Pierluisi al cargo de gobernador.

Ayer en la tarde, el máximo foro judicial anunció que atenderá la demanda que presentó el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, en la que solicitó que se declare nula la juramentación y ocupación de Pierluisi del cargo de gobernador debido a que la Constitución requiere que el secretario de Estado sea confirmado por ambos cuerpos legislativos, lo que no sucedió. Según la determinación del Supremo, las partes tendrán hasta el mediodía de hoy para someter sus alegatos.

A pocas horas de haber presentado su demanda ante el Tribunal de Primera Instancia (TPI), el líder senatorial sometió ante el máximo foro judicial un recurso de certificación para que este organismo judicial examine la controversia directamente sin tener que esperar por las determinaciones de los tribunales de menor jerarquía.

“La interpretación hecha por la parte recurrida sobre la supuesta legalidad o validez de la juramentación y ocupación del licenciado Pierluisi Urrutia al cargo de gobernador  de Puerto Rico, en sustitución de Rosselló Nevares, sin que el Senado de Puerto Rico tuviera oportunidad de ejercer su facultad constitucional de consejo y consentimiento, contraviene frontalmente, no solo la Ley Núm. 7-2005, sino la propia Constitución de Puerto Rico”, reza el recurso de certificación que radicó el líder legislativo.

A eso de las 2:00 p. m., el Tribunal Supremo emitió una resolución en la que acogió el recurso presentado por Rivera Schatz, lo que tiene el efecto de que será ese foro el que dilucidará la controversia. Por ello, en la resolución se ordenó paralizar los procedimientos en el TPI Previo a la respuesta del Supremo, el juez del tribunal superior de San Juan Anthony Cuevas había señalado una vista urgente para atender la demanda que presentó Rivera Schatz.

En el recurso legal, el líder senatorial señaló que la juramentación y la ocupación de Pierluisi en el cargo de gobernador vulneró la doctrina de separación de poderes. “Dicha actuación usurpó de manera flagrante las prerrogativas constitucionales del Senado de Puerto Rico”, estableció.

En su argumentación para que el Supremo atendiera la controversia de manera inmediata, el recurso presentado por Rivera Schatz aludió a que la materia ante el Tribunal es una de alto interés público y estrictamente una controversia de derecho.

En su demanda, el líder senatorial pidió que se declare nula la juramentación y ocupación de Pierluisi en el cargo de gobernador. También solicitó que se declare nula cualquier determinación que haya ejecutado como primer mandatario del país.

Previo a la efectividad de su renuncia, el saliente gobernador Ricardo Rosselló designó a Pierluisi como secretario de Estado y luego convocó una sesión extraordinaria para que ambos cuerpos legislativos atendieran el nombramiento. El viernes, la Cámara de Representantes avaló el nombramiento. Al cumplirse el plazo de la renuncia de Rosselló, Pierluisi juramentó como gobernador.

En la mira interpretación de la Ley 7-2005

Además de cuestionar la validez de la juramentación de Pierluisi debido a la falta de consentimiento del Senado, la Ley 7 de 2005 podría ser considerada inconstitucional por el Supremo.

De acuerdo con el recurso de Rivera Schatz, Pierluisi interpretó incorrectamente dicha ley, ya que esta no exceptúa al secretario de Estado de pasar por el crisol de ambos cuerpos legislativos.

No obstante, si considerara correcta la interpretación del ex comisionado residente, el líder senatorial  pidió al Supremo que declare inconstitucional dicha ley.

“Es evidente que, conforme a la Constitución de Puerto Rico y el debate de la Asamblea Constituyente, para que un secretario de Estado pueda ocupar el puesto de gobernador después de una vacante absoluta de este, el primero tiene que ocupar previamente su puesto en propiedad luego de haber cumplido con el proceso de confirmación. En el caso particular del secretario de Estado, dicho proceso exige el consejo y consentimiento de ambos cuerpos legislativos: Cámara y Senado. Lo que aquí no se cumplió”, reza la demanda.

Admite que está en manos del Supremo

Al filo de la medianoche del domingo, Pierluisi lamentó que su juramentación haya sido cuestionada en los tribunales. Ayer envió declaraciones diciendo que “respetaría” lo que el Senado decidiera. Pero luego de que el Senado evitó una votación sobre su nombramiento, indicó que esperará por la decisión del máximo foro judicial.

¿Cómo llega al Supremo?

Para alcanzar el máximo foro judicial, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, radicó un recurso de certificación, en virtud del artículo 3.002 (f) de la Ley de la Judicatura.

Mediante ese recurso se establece la urgencia y se alega que no hay que esperar por una determinación del Tribunal de Primera Instancia, sino que el Tribunal Supremo puede intervenir de inmediato. En esta ocasión, el Supremo estuvo de acuerdo en que, por tratarse de un asunto novel y una controversia de alto interés público, aceptaba la certificación.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo