Miles regresan a la calle contra Rosselló

El reclamo, reseñado por medios internacionales, trascendió líneas partidistas y edades

Por María de los Milagros Colón

Con la promesa de que no abandonarán las calles hasta que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares renuncie, decenas de miles de personas de todas las edades inundaron ayer el Viejo San Juan con el reclamo que ha unido al país: la salida del primer mandatario.

Allí quedó en evidencia que, aunque las controversias del chat de Telegram destaparon la indignación, los casos de corrupción y la negligencia durante la respuesta al huracán María son tensiones que se han acumulado hasta ahora.

Se trata del quinto día de protestas consecutivo.

Al cierre de esta edición, las protestas habían dejado un saldo un saldo de cinco arrestos, todos en horas tempranas de la noche. No estaba claro cuántas personas resultaron heridas.

Además, un grupo de manifestantes forzó la entrada del Departamento de Estado, de donde sacaron la foto oficial de Rosselló Nevares, como ha ocurrido en otras oficinas de gobierno en pasados días.

Piden solidaridad a la Policía en medio de tensiones

Con una valla de por medio, manifestantes pedían a la policía que se unieran a la protesta y que “hicieran historia”.

“Te puedo decir que yo no voy a ser el primero en tirar”, contestó el agente Oquendo a Paula Martínez y Hana Sofía Vargas, dos jóvenes que desde temprano se apostaron frente a la Uniformada, que custodiaba la entrada principal que da acceso a La Fortaleza. Minutos después retiraron al agente del perímetro.

Por momentos, manifestantes intentaron sacar a quienes lanzaban objetos a los agentes, que estaban listos para intervenir, con rotén en mano.

A las 11:40 p.m., más de seis horas después de que iniciara el acto principal, un joven lanzó una botella con líquido prendido en fuego, provocando que la Policía lanzara gases lacrimógenos para dispersar a la gente. En cuestión de minutos la zona frente a la mansión ejecutiva quedó vacía, pero los manifestantes continuaron entonando consignas y lanzando objetos en otras calles de la zona histórica.

Loading...
Revisa el siguiente artículo