Guillermo del Toro bromea con fans que es un ‘director de peso’

Guillermo del Toro ofreció sus primeros recorridos al público en la exposición “En casa con mis monstruos”; charló sobre sus proyectos y bromeó sobre su talla

Por Gabriela Acosta

Guillermo del Toro llegó el fin de semana a Guadalajara para cumplir su promesa de dar algunos recorridos gratuitos en la exposición En casa con mis monstruos en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA), México.

El cineasta llegó el lunes al mediodía a la sede de su exposición para fungir como guía; además habló de su relación con las redes sociales y lo que no es verdad sobre la información que dan los guías oficiales.

“Estoy bien, un poquito como maratón porque son sólo un par de horas. Vamos a andar sólo los lunes, porque es cuando entra la gente gratis y será al azar, como se vaya pudiendo. Sólo estaré un par de días y luego regresaré a la ciudad. En septiembre empiezo a filmar Pinocho, ahorita debería estar preparando muchas cosas pero por acá ando. Creo qué hay que cumplir con lo que se necesita acá”, compartió Del Toro.

“La exposición está enfocada a creadores y jóvenes y era importante tener estos lunes al azar, porque así podemos tener uno o dos creadores que les afecte, como a mí me afectaron las exposiciones cuando era joven”.

 

Guillermo del Toro

Del Toro tiene toda la intención de incorporar a animadores mexicanos en Pinocho.

“Todavía no empezamos a filmar, será en septiembre. La idea de nosotros es traer un poquito de la animación de Pinocho a nivel simbólico y represente la fe en el equipo de animadores de Guadalajara”.

El tapatío no afirmó ni negó que Bradley Cooper se una a su nuevo proyecto.

“En eso andamos, las noticia salen antes de que sean una realidad, luego dicen… ¡pues siempre no! Aún no está cerrado, no hay nada cerrado todavía, pero si sale en mi Twitter ya es neta”, bromeó.

Por último, Guillermo del Toro reveló que trata de medir el uso de las redes sociales.

“Entro un ratito en la mañana, otro en la noche. Me cuido y no trato de meterme mucho, me gusta responder a todos, pero si estoy todo el día, entonces ya no haría películas, ni haría nada y tendría que estar en la casa respondiendo, pero trato de leer algunas cosas… no todas”. Al final, alguien le dijo a Del Toro: ¡Eres grande!, y contestó: “Sí, soy talla 52”, entre risas.

Domador de cucarachas

Guillermo del Toro corrigió información de los guías.
“Había un poquito de información que afinar y les pedí principalmente  que viéramos una sala, me preguntaran y me enteré de muchas cosas que no sabía; por ejemplo, que de niño era domador de cucarachas y eso no es cierto [risas]. La exposición se planeó para que fuera una experiencia, para que tuviera cosas tridimensionales momentos, un poco cinematográfico y arte”, concluyó el cineasta.

¿Presidente y santo?

Al preguntarle que pensaba de esos comentarios en las redes sociales, que lo quieren ver como presidente o un santo dijo: “No entro a la política. Lo bonito de la vida es que a las 10 de la mañana eres un cabrón, a las 11 un santo y a las 12:30… ahí la llevas. La realidad es que la gente, es parte blanca y negra, hay que querer a la gente con la complejidad que tiene”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo