La sedimentación afecta a los embalses Caonillas, Dos Bocas, la Plata, Lucchetti

En vista pública se indagó sobre el estado en que se encuentran los embalses de Puerto Rico

Por Cyber News

La Comisión cameral de Desarrollo Económico y Alianzas Público Privadas que preside el representante, Víctor Parés Otero, indagó el miércoles en vista pública sobre el estado en que se encuentran los embalses de Puerto Rico, los planes para mejorar la disponibilidad de agua para la población, las proyecciones y los fondos disponibles para extender su vida útil.

Parés Otero indicó que con la Resolución de la Cámara 1284, de su autoría, también se busca conocer el impacto al desarrollo económico y la falta de agua potable que tiene la población de la tercera edad.

El licenciado Antonio Pavía, de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción de Puerto Rico (COR3), informó que esa entidad se encuentra en el proceso de los estudios de barimetría, que permiten estimar los volúmenes almacenados en los cuerpos de agua… y evaluar el tránsito de crecientes con fines de obtener un pronóstico hidrológico. “De esta manera podemos tener la información necesaria para diseñar el o los proyectos necesarios dirigidos a atender los daños que sufrieron los embalses luego del paso de los huracanes Irma y María”, añadió en comunicación escrita.

El ingeniero José Rivera Sanabria, de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), como parte de la ponencia estableció que los embalses más impactados por la sedimentación son Caonillas, Dos Bocas, Guayabal, La Plata, Loíza, Lucchetti, y Loco, lo que presenta un cuadro preocupante ya que proveen abastos de agua para cerca de 1.5 millones de habitantes de la región Norte-Central y la zona metropolitana de San Juan.

Pero aclaró que “aunque aparenta ser una contradicción, excepto durante sequías severas la sedimentación no impacta severamente la producción de agua en las plantas de filtración de la AAA”. Sostuvo que eso se debe a que las cuencas y ríos que forman esos embalses producen normalmente una cantidad de escorrentía promedio anual abundante que excede hasta 25 veces su capacidad.

Los funcionarios dijeron que las medidas o métodos para extender la vida útil de los embalses son pocas, entre ellas, control de los sedimentos aguas arriba de los embalses, dragados periódicos y manejo de crecientes para minimizar la precipitación de nuevos sedimentos entrando a los embalses.

A preguntas del presidente de la Comisión, la Autoridad tiene algunos proyectos de remociones de sedimentos, de basura, limpieza de arena, en embalses de Patillas, Guayabal, El Salto, entre otros. Mencionaron que estarán realizando acuerdos con los municipios para llevar a cabo proyectos que ayuden a prevenir la falta de agua en los embalses.

Por otro lado, el licenciado Edwin Rivera y el ingeniero Carlos Negrón, de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), establecieron en la ponencia que la Autoridad opera y administra 21 embalses. La AEE mantiene acuerdos técnicos con el United States Bureau of Reclamation y el programa de Movimiento Fuerte de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez para realizar estudios en relación a la seguridad e integridad de las represas y aliviaderos para conocer las condiciones estructurales de estas facilidades para realizar mejoras en las estructuras.

Parés Otero adelantó que como parte de la investigación estará realizando vistas oculares en algunos embalses.

Loading...
Revisa el siguiente artículo