A dilucidar estrategias para pensiones

Gremios del magisterio tienen soluciones diferentes sobre pasos a seguir tras rechazo al acuerdo tentativo de la AMPR, mientras otros dos grupos que llegaron a acuerdos se preparan para una votación por correo

Por Lyanne Meléndez García

Una vez rechazado el acuerdo de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR) y la Junta de Control Fiscal (JCF) sobre el retiro de los docentes, los gremios que agrupan al magisterio proponen tomar caminos diferentes.

Aunque hubo una participación de tan solo 24 % de los educadores, la mayoría de estos rechazó el acuerdo, que si bien protegía ciertos derechos adquiridos y los registraba para el seguro social, llevaba la edad de retiro a 63 años.

A raíz de ello, la Asociación de Maestros informó que celebrará una asamblea extraordinaria de delegados para determinar la estrategia a realizar dentro de la quiebra.

A preguntas de sobre qué se espera que ocurra en la asamblea, la presidenta de la AMPR, Aida Díaz, indicó que se hará “lo que los maestros decidan hacer en la asamblea, si volver a intentar negociar, o tomar alguna acción. Pero no está fácil lo que viene para el magisterio”. Mientras tanto, sostuvo que habrá que “esperar a que la Junta negocie con las personas que tienen turno y esperar que ellos sometan su plan, que lo que van a someter es la congelación”. Reconoció que algunos educadores han propuesto que acudan a los tribunales, pero consideran que sería fútil tomando en cuenta que el caso lo tiene el tribunal de quiebras.

Según Díaz, la Asociación estuvo por más de un año negociando con el ente federal las condiciones para asegurar retiro a los empleados activos. No obstante, solicitaron que cualquier acuerdo al que lleguen con la JCF debía pasar por el crisol de los maestros y maestras.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez, sostuvo que apuesta por un sistema de retiro unificado entre los docentes, empleados públicos y judicatura.

La propuesta de la Federación es establecer un sistema de retiro unificado a través de un fideicomiso administrado por los trabajadores con fondos “que hemos identificado que han sido impugnados por la Junta”. Precisó que son $30 mil millones que pidieron que se utilicen para el Fideicomiso, mientras los maestros y maestras continúen aportando un 9 % para garantizar el pago. “El llamado a los maestros es que tienen que estar atentos a las actividades que vamos a desarrollar”, expresó Martínez.

Anunció que el próximo miércoles, el Capítulo de Jubilados de la Federación sostendrá una reunión con otros sectores del movimiento obrero.

 

Poca participación en votación

El total de votantes sobre del acuerdo entre la AMPR y JCF fue de 7,375 docentes, de los cuales 4,108 votaron “no”. Aunque con argumentos dispares, los gremios coincidieron en que el poco tiempo fue el responsable de la baja participación.

“El tiempo era relativamente corto para que los maestros analizaran la propuesta”, indicó Díaz. Reconoció que los maestros estaban de vacaciones, por lo que es más difícil convocarlos a participar. “No sé ahora mismo lo que piensa ese 76 % que se quedó en su casa. Los que se movieron fueron los que sabíamos que iban a votar, no porque se iban a ver más afectados”, explicó la líder sindical.

Sin embargo, Martínez arguyó que no se dio suficiente tiempo a los docentes para analizar el acuerdo. “Esperan al 3 de junio para anunciar el acuerdo. En esas fechas, los maestros están bregando con notas, graduaciones. En ese anuncio dicen que, inmediatamente la semana siguiente, iban a tener una votación”, criticó la presidenta de la Federación.

Demás acuerdos votarán por correo

Aparte del acuerdo de la AMPR, otros dos grupos ya han anunciado pactos tentativos con el ente federal.

Uno de ellos es Servidores Públicos Unidos (SPU) que, según dijeron, logró conservar la mayoría de los convenios colectivos, continuidad del plan médico, asegura la asignación monetaria y la estabilidad de las condiciones laborales de los empleados.

Asimismo, el Comité Oficial de Retirados (COR) llegó a un acuerdo con la Junta para reducir las pensiones hasta un máximo de 8.5 % o llegar al umbral de $1,200 mensual, lo que ocurra primero. Los recortes incluirán bonos de Navidad, verano y medicinas, hasta que se cumpla una de las condiciones.

Los acuerdos surgen de cara a la presentación esta semana del plan de ajuste de la deuda del Gobierno por parte de la JCF.

Una vez sean presentados, el Tribunal enviará hojas de votación para efectuar la consulta entre estos grupos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo