Solicitan a FEMA toldos azules para remplazar miles que todavía cubren casas en la isla

En la misiva, la presidenta de la Comisión para el Desarrollo Integrado de la Región Oeste, dijo que en la página oficial de Fema en la Internet (www.fema.gov), se establece que los toldos azules tienen una vida útil de unos 30 días a partir de su instalación

Por Metro PR

La representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Maricarmen Mas Rodríguez, solicitó al administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema, por sus siglas en inglés), Peter T. Gaynor, que despache a Puerto Rico miles de toldos azules de fibra reforzada para remplazar los alrededor de 30,000 que todavía están colocados en techos de hogares a través de la Isla casi dos años después del azote del huracán María.

“Casi 20 meses después de los huracanes (Irma y María), más de 30 mil residencias en Puerto Rico continúan cubiertas por los toldos azules de Fema. Podemos discutir la razón detrás de esto, pero el hecho sigue siendo que se necesita urgentemente remplazar estos toldos porque la mayoría, por no decir todos, se están deteriorando rápidamente”, dijo la legisladora en una carta de dos páginas enviada a Gaynor esta semana.

En la misiva, la también presidenta de la Comisión para el Desarrollo Integrado de la Región Oeste, dijo que en la página oficial de Fema en la Internet (www.fema.gov), se establece que los toldos azules tienen una vida útil de unos 30 días a partir de su instalación.

En la página de Fema, la agencia federal deja claro lo temporero de los toldos. ‘Recomendamos a los propietarios de hogares hacer arreglos para reparaciones de techo permanentes dentro de un período de 30 días’.

“El material de los toldos está diseñado para aguantar cambios climáticos hasta unas cinco semanas, luego de ese período, la capa protectora de los toldos pierde su capacidad de bloquear los peligrosos rayos ultravioletas. También pierde su protección contra incendios y las barreras para evitar vapores internos, haciendo de los mismos, no solamente inusables, pero altamente peligrosos”, añadió Mas Rodríguez.

Por estas razones, la legisladora por el Distrito #19, el cual comprende los municipios de Mayagüez y San Germán, pidió al Administrador de Fema, además de los nuevos toldos azules, una dispensa especial para instalar los mismos con fondos federales.

“La premisa detrás de la instalación de los toldos azules, como se conocen a través de la Isla, era que la misma fuese una solución temporera hasta que la primera fase de reparaciones, financiada por Fema y el Departamento de la Vivienda y Desarrollo Urbano federal, se completara”, sentenció Mas Rodríguez.

La representante novoprogresista reconoció en su escrito la histórica ayuda provista por el gobierno federal, pero reiteró la importancia de cambiar los toldos antes de la llegada de la época de mayor actividad ciclónica en el Caribe, entre los meses de agosto y septiembre.

Loading...
Revisa el siguiente artículo