Microplásticos ahogan las playas boricuas

Organizaciones ambientales lanzan la campaña #ProtestaBajoAgua para generar debate y conciencia sobre el efecto de la contaminación de los cuerpos de agua

Por María de Los MIlagros Colón

El viaje de un envase o producto de plástico desechado no acaba ni en el zafacón ni en la playa donde quedó tirado, ni en el risco al que cayó después de lanzado por la ventanilla del carro. Gran parte de ellos son arrastrados hasta los cuerpos de agua antes o después de ir fragmentándose, achicándose cada vez un poco más hasta ser casi imperceptibles y confundirse con la arena y otras partículas en el mar. De ahí al estómago de organismos marinos, y de ahí a los platos de comida.

“Es un nuevo tipo de contaminación que no vemos”, explicó la bióloga marina Ana Trujillo, directora ejecutiva de Scuba Dogs Society (SDS).

Es por eso que ayer un grupo de ambientalistas se sumergió en el balneario del Escambrón para hacer su protesta bajo el agua, haciendo un llamado al uso consciente de los plásticos, a la reducción en el consumo y a la protección de los cuerpos de agua.

“Protege el océano como proteges tu password”, leía una de las pancartas durante la iniciativa en el marco del Día Mundial de los Océanos, que se celebra el 8 de junio.

Un equipo de Metro también se sumergió entre peces tímidos, algas y esculturas submarinas. Aunque en general se observaba limpio, en los primeros minutos se recuperaron pedacitos de bolsas de plástico.

“El mensaje es contundente para reducir el consumo de plásticos que se pueden sustituir con productos hechos con otro tipo de material, sentenció.

La contaminación en números

No es un invento. Diez playas en siete municipios presentaron 152 objetos como parte de un estudio liderado por SDS. Los datos preliminares corresponden al primer mes de monitoreo, del 1 al 25 de mayo, que demostró que entre las diferentes categorías de microplásticos, las microfibras son el contaminante más común con un 38 % de presencia. Estas partículas provienen principalmente de textiles.

A esto le siguen los microfragmentos con 31%. Se trata de plásticos que no se degradan en el ambiente, sino que se siguen desintegrando en pedacitos incontables. En tercer lugar, están los microfilamentos, con un 9 %. Estos provienen de hilos de pesca y otros hilos de plástico. Finalmente, están las microperlas, con un 3 %, que son un tipo de burbujita de plástico presente en productos cosméticos, principalmente exfoliantes, y otros como el hand sanitizer.

La organización no ha identificado un 19 % de los fragmentos de residuos y continuarán el monitoreo y análisis hasta septiembre, con actualizaciones mensuales a través de un mapa interactivo en su portal. En ese mes organizan el Día Internacional de Limpieza de Costas.

La investigación se lleva a cabo en colaboración con estudiantes de los recintos de Mayagüez y Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico y otras organizaciones. La campaña continuará en los próximos días con actividades de limpieza y eventos dirigidos a educar sobre el impacto de este contaminante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo