Delinea sus planes en la silla de Educación

El gobernador Ricardo Rosselló nombró a Eleuterio Álamo como el secretario interino de Educación

Por Sadot Santana Miranda

“No voy a ser monigote de nadie”. Así lo aseguró Eleuterio Álamo, tras su nombramiento como secretario interino del Departamento de Educación por el gobernador Ricardo Rosselló.

Ahora el siguiente paso es que el primer mandatario envíe el nombramiento  al Senado para su confirmación, el cual —según Ricardo Llerandi, secretario de la Gobernación— ocurrirá en los próximos días.

Incluso, Llerandi señaló que fue la propia Keleher quien sugirió el nombramiento de Álamo mediante una orden administrativa.

Mientras tanto, Álamo delineó en conferencia de prensa lo que será sus planes en la silla de Educación, que incluye continuar con la implementación de las escuelas chárteres, la regionalización escolar, un aumento en el salario de los maestros, convertir maestros transitorios en regulares y no cerrar más planteles.

Y a pesar de que Keleher se mantendrá como asesora fiscal del DE en la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), Álamo sostuvo que ejercerá las funciones que requiere el puesto de secretario y rechazó ser un “monigote”.

Álamo, por su parte, también sostuvo a Metro que cobrará el salario que corresponde a los secretarios de Educación y no el salario que devengó su predecesora.

“Estoy en un puesto de confianza. Yo no aspiro a eso bajo ninguna circunstancia. No tengo ninguna intención de tener ese salario.

“¿De cobrar $250,000?”, se le preguntó. “Jamás ni nunca, por favor”, contestó Álamo.

De acuerdo con el propio funcionario, el salario del titular de Educación es de $6,666 más un diferencial que provee Fortaleza de unos $2,500.

Sin embargo, al momento, indicó que continuará con su salario como superintendente regional de la Oficina Regional Educativa de San Juan, que es de $7,319 mensuales.

Sobre la controversia del contrato del programa Tus Valores Cuentan, otorgado a la firma Joseph and Edna Josephson Institute of Ethics, Álamo se limitó a decir que hasta el momento desconoce los pormenores de la auditoría de este contrato, ya que no ha tenido una reunión de transición.

No cerrarán más escuelas

Por su parte, Álamo rechazó que se vayan a cerrar más planteles escolares, pese a pedidos anteriores de la Junta de Control Fiscal. “No hay más cierres de escuelas proyectados ni para este año ni para el próximo. Por tanto, esa política publica se va a seguir”, subrayó.

Sí continuará, sin embargo, con el plan de las escuelas chárteres, según lo establece la Ley 85 de Reforma Educativa del DE. Ante el rechazo de algunas comunidades escolares de que sus planteles sean convertidos en chárteres, el titular interino señaló: “Todavía se está evaluando”. Además, precisó que, próximamente, anunciarán las escuelas que serán convertidas en chárteres para el próximo año escolar.

“Ese proceso se está evaluando, y si una comunidad escolar, tanto de padres, maestros y estudiantes, manifiestan, pues, que no quieren, pues esos son los elementos que se tienen que evaluar al momento de tomar la decisión”, expuso.

Entre otros planes que enumeró el secretario interino para la agencia, están terminar las estructuras de las regiones educativas —lo cual se ha completado en un 85 % según  el funcionario—, y que este año, cerca de 4,500 maestros transitorios pasarán a ser regulares.

“La visión es la visión de esta administración, es seguir con la política publica de ejecutar esta reforma en todo el sentido y es importante que entendamos que, yo primero que nada, creo totalmente en esta reforma educativa. He sido parte del proceso de su implementación”, sostuvo el nuevo secretario de 49 años de edad y con más de 20 años de experiencia en el DE.

Loading...
Revisa el siguiente artículo