Trump acepta posponer discurso de Estado de la Unión

La presidenta de la Cámara de Representantes había dicho que no aprobaría una resolución para autorizar el discurso desde el Congreso mientras esté cerrado el gobierno federal

Por David Cordero Mercado

Luego de varios intercambios de cartas y una semana intensa entre el presidente Donald J. Trump y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el mandatario aceptó ayer posponer su discurso del Estado de la Unión, hasta que culmine el cierre del gobierno federal.

"No estoy buscando un lugar alternativo para ofrecer el SOTU porque no hay un lugar que pueda competir con la historia, tradición e importancia de la Cámara de Representantes", escribió Trump en un tuit, tarde en la noche.

 

Más temprano, Pelosi había dicho que no aprobaría una resolución para autorizar que se realizara el discurso en la Cámara.

“El gobierno está cerrado”, le dijo al presidente en una misiva. “Trabajemos juntos en una fecha acordada mutuamente en la que podamos recibirlo en el Capitolio”.

El cierre del gobierno federal -el más largo registrado en la historia de los Estados Unidos- entró esta semana en su segundo mes, afectando directamente unos 800 mil empleados federales y servicios a la ciudadanía.

Antes del tuit anoche, Trump había descartado cualquier preocupación de seguridad que pudiera impedir que ofreciera su discurso de Estado Unión el 29 de enero desde la Cámara de Representantes federal. Así lo afirmó en una carta que envió a la presidenta de ese cuerpo legislativo.

"No hay preocupaciones de seguridad" con respecto a la ejecución del discurso del Estado de la Unión. "Por lo tanto, honraré su invitación y cumpliré con mi deber constitucional de entregar información importante al pueblo y al Congreso de los Estados Unidos de América con respecto al estado de nuestra Unión", sostuvo entonces el presidente.

Según la carta, desde antes de que Pelosi enviara una misiva al mandatario sugiriendo que cambiara de fecha el discurso o que lo enviara por escrito al Congreso, el Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio Secreto de los Estados Unidos había dicho a Casa Blanca que no habría "absolutamente ningún problema" con respecto a la seguridad en el evento.

"Espero verlos la noche del 29 de enero en la Cámara de Representantes. ¡Sería muy triste para nuestro país si el Estado de la Unión no se entregara a tiempo, a tiempo y, lo que es más importante, en el lugar!", manifestó Trump.

El mandatario, además, afirmó que antes de que Pelosi expresara las preocupaciones de seguridad en la misiva del 16 de enero, la presidenta de la Cámara ya había enviado una misiva el 3 de enero invitando al mandatario a dirigirse al país con su discurso, fecha en que el cierre del gobierno ya había comenzado.

En un aparente acto de represalia como respuesta a la sugerencia de posposición al discurso de Estado de la Unión, Trump no permitió el pasado jueves un viaje de la presidenta de la Cámara para el cual utilizaría un avión militar.

“Debido al cierre, lamento informarle que su viaje a Bruselas, Egipto y Afganistán se ha pospuesto. Volveremos a programar esta excursión de siete días cuando finalice el cierre”, afirmó entonces el mandatario estadounidense a través de una carta que fue publicada en el perfil oficial de Casa Blanca en Facebook.

“A la luz de los 800,000 grandes trabajadores estadounidenses que no reciben pago, estoy seguro de que estaría de acuerdo en que posponer este evento de relaciones públicas es totalmente apropiado”, apuntó Trump.

Te podría interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo