Los municipios ante el reto de revivir los cascos urbanos y su comercio

Épocas como la Navidad nos recuerdan cuánto dinero pierden los ayuntamientos ante la falta de revitalización de los centros citadinos. Aquí se presentan algunas propuestas de alcaldes para cambiar la situación

Por Ronald Ávila Claudio

En medio de una crisis económica y el desastre que dejó el huracán María, los municipios tienen el reto de desarrollar sus cascos urbanos para competir con los grandes centros comerciales que hoy mantienen cautivos a los clientes.

En épocas como la Navidad, por ejemplo, muchos pueblos de Puerto Rico pierden clientes por la falta de comercios y de revitalización en los centros citadinos. Por consiguiente, a las arcas de los ayuntamientos se les escapa una gran oportunidad para capitalizar.

Pueblos como Cataño y Arecibo, sin embargo, han delineado propuestas para enfrentar esta problemática y revivir la actividad económica. La mayoría de las ideas surgen al amparo de la llegada de fondos federales, como los del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres de Puerto Rico (CDBG-DR, en inglés).

Una de las iniciativas del alcalde catañense, Félix Delgado, es la creación de empresas municipales que atraigan turistas, aprovechando que su pueblo tiene una hermosa bahía con vista hacia la capital. Con el dinero federal, el alcalde pondera rehabilitar varias propiedades abandonadas del casco urbano ubicadas frente al mar —o cerca— para alquilarlas.

“Queremos crear en el casco urbano un concepto de Airbnb municipales. Se va a pagar solo. Cataño solo tiene uno y nunca se vacía. La ventaja es que estamos frente a la ciudad capital”, sostuvo el alcalde.

De acuerdo con Delgado, unos 250,000 turistas visitan anualmente la empresa Bacardí, que se encuentra en su pueblo. La idea es capturar parte de esta población para que se queden durante sus vacaciones en Cataño.

Como hospedería, el primer ejecutivo municipal quiere habilitar la antigua casa alcaldía que se encuentra también frente al litoral. La estructura, según dijo, tiene tres pisos.

Además de retener a los turistas, Delgado fomentará —junto con la Compañía de Turismo— talleres para las personas que estén interesadas en hacer negocios en Cataño. Además, junto con un canal de televisión planifica establecer unas noches de “galería”, que se nutrirán de artistas locales.

“Con esto de los fondos CDBG, no solo habrá incentivos, va a haber dinero para que la gente pueda hacer negocios”, aseguró.

Por su parte, el primer ejecutivo de Arecibo, Carlos Molina, fue por la misma línea de su homólogo. Para fomentar que otros empresarios decidan comenzar negocios, comenzó con establecer un restaurante propiedad de su municipio en el casco urbano, el Arasibo Steakhouse. Contó que, a raíz de esta iniciativa, en la calle González Marín, dónde está ubicado el establecimiento, se han fundado otros lugares de comida.

“Desde que comencé, he tenido un casco urbano con muy poco movimiento. Lo primero que hice fue comprar un edificio y creé el Arasibo Steakhouse. Ahora hay siete restaurantes que invitan a la gente a disfrutar de su gastronomía”, afirmó.

Otra de sus propuestas es fomentar que haya oficinas de gobierno en el casco urbano. Actualmente, en Arecibo hay una oficina del Departamento de Asuntos del Consumidor, Hacienda, la Autoridad de Energía Eléctrica, entre otras, que atraen a miles de clientes.

Con los fondos CDBG DR, el primer mandatario arecibeño planifica soterrar las líneas eléctrica y así proteger de los huracanes la distribución de energía.

Ofrece sus recomendaciones

Héctor Morales, expresidente de la Junta de Planificación, identificó como uno de los principales problemas para poblar los cascos urbanos de clientes el cierre o conglomeración de oficinas de gobierno. Y es que, en busca de crear ahorros, distintas administraciones han reducido la cantidad de establecimientos o los han trasladado de lugar.

Añadió, además, la necesidad de mejores estacionamientos, así como revitalizar el transporte público en los pueblos pequeños. Finalmente, urgió a los ejecutivos municipales a establecer una oferta diferenciada de negocios, para que no compitan entre sí.

Loading...
Revisa el siguiente artículo