Isaac se disipa y ya no es amenaza para el Caribe

Seguirá dejando mucha lluvia a las islas hermanas de Haití y República Dominicana, pero no amenazará directamente la vida humana

Por Metro Puerto Rico

El sistema tropical Isaac, que en un momento se perfiló como peligroso al pasar por el Sur de Puerto Rico, ya no será amenaza para lo que le resta de trayectoria por el Caribe al disiparse completamente, según el último boletín que emitió el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

A las 5 de la mañana de hoy, los remanentes de Isaac fueron localizados cercanos a la latitud 14.8 Norte y longitud 70.8 oeste.

En ese momento, los vientos máximos sostenidos eran de 35 millas por hora (mph), o 55 kilómetros por hora, con ráfagas más altas. Según el NHC, en lo que le queda de vida "probablemente" continuarán los vientos con ráfagas y fuertes lluvias ocasionales.

La presión minima central reportada es 1006 mb (29.71 pulgadas).

Se espera que Isaac genere acumulaciones de lluvia de entre 2 a 4 pulgadas, con cantidades aislados de 6 pulgadas a través de la porción Sur Central de la República Dominicana, el Sur de Haití y la mayoría de Jamaica. Estas lluvias, especialmente en terreno montañoso, pudieran resultar en inundaciones repentinas amenazantes a la vida.

Florence mantiene atemorizados a residentes de las Carolinas

La amenaza de Florence, que ya ha demostrado ser letal con sus casi incesantes lluvias, sus marejadas ciclónicas y sus fuertes vientos, está lejos de acabar ya que los restos de lo que fue un gran huracán mantendrá atemorizados a los residentes de las Carolinas, en la costa sureste de Estados Unidos, durante días.

La tormenta descargó ya más de 60 centímetros (dos pies) de agua en algunas localidades, y los meteorólogos advirtieron que las lluvias torrenciales podrían arrojar hasta un metro (tres pies y medio) y ocasionar fuertes inundaciones tierra adentro en los próximos días.

Al menos cuatro personas fallecieron y las autoridades temen que la cifra pueda aumentar a medida que el ciclón se desplaza hoy hacia Carolina del Sur.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo que Florence es un "monstruo al que nadie invitó” que podría arrasar comunidades enteras mientras se mueve tierra adentro.

"El hecho es que esta tormenta es letal y sabemos que quedan días hasta que termine”, agregó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo