Senado aprueba resolución para investigar impacto del huracán María en pescaderías, cooperativas y centros pesqueros

El senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, quien radicó la resolución, indicó que hay muelles y rampas destruidos o deteriorados en Aguada, Aguadilla, Cabo Rojo y Peñuelas, entre otros pueblos costeros

Por Metro PR

El Senado aprobó en su más reciente sesión ordinaria una resolución del portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, dirigida a realizar una investigación en torno a las condiciones en que se encuentran las facilidades, equipos e infraestructura de las pescaderías, cooperativas y centros pesqueros del país, luego del impacto del huracán María.

“Con la aprobación de la Resolución del Senado 680 esperamos no sólo conocer el impacto nefasto que sobre esta industria tuvo el huracán María, sino, además, tener la información necesaria para dar pasos afirmativos que ayuden a una industria que aporta sobre seis millones de dólares a la economía de nuestros pueblos costeros, y de la cual se benefician cafeterías, hospederías, restaurantes, hoteles y la ciudadanía con sus productos. Miles de empleos son creados por las actividades relacionadas con la pesca. Numerosos ciudadanos y turistas visitan, compran y consumen en sus facilidades anualmente”, subrayó el legislador independentista.

El senador Dalmau Ramírez indicó que hay muelles y rampas destruidos o deteriorados en Aguada, Aguadilla, Cabo Rojo y Peñuelas, entre otros pueblos costeros. “Al día de hoy, hay montículos de tierra en la desembocadura del río Portugués de Ponce y hubo promesas de ayudas económicas que no han llegado a la mayoría de los pescadores”.

Entre las preocupaciones expresadas por los pescadores y que se detallan en la medida están: la necesidad de agilizar las licencias de pesca; la urgencia de actualizar y tener accesible las estadísticas de pesca; la emigración de pescadores a Estados Unidos; la ausencia de incentivos en la industria para desarrollar pescadores jóvenes que sustituyan a los más viejos; entre muchas otras.

“También solicitan los pescadores que se les ayude ante la entrada indiscriminada de pescado congelado como si fuera fresco, y la venta de pescados, crustáceos y mariscos (incluso los importados) con tamaños que no cumplen con las leyes y reglamentos”, finalizó el Portavoz del PIP en el Senado.

La medida fue radicada el pasado 18 de marzo de 2018.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo