Presidente de la Cámara condena eliminación del bono de Navidad

La Junta de Control Fiscal también anunció la eliminación del fondo de 50 millones de dólares para los municipios

Por Inter News Service

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez Núñez, condenó enérgicamente la acción tomada hoy por la Junta de Control Fiscal de eliminar, en el nuevo plan fiscal revisado, el bono de Navidad a los empleados públicos, así como el fondo de 50 millones de dólares para ayudar a los municipios, entre otras partidas.

El legislador también sostuvo que la Junta no ha actuado sobre su mandato, bajo la Ley Promesa, de impulsar la economía de Puerto Rico.

“Condenamos esta acción por parte de la Junta, que tendrá como efecto castigar a nuestros servidores públicos, hombres y mujeres que dieron todo para levantar a Puerto Rico tras el azote de los huracanes Irma y María el año pasado. Esta Cámara no aprobará ningún tipo de legislación que elimine el bono de Navidad”, advirtió Méndez Núñez.

Asimismo, sostuvo que no le quitarán “a los municipios partidas de ayuda. Ahora, más que nunca, nuestros alcaldes y alcaldesas necesitan de nuestra asistencia para mitigar en parte la dramática baja en recaudos registrado tras el impacto de los huracanes”.

“Esta Cámara, el Senado y el Ejecutivo han tomado pasos sin precedentes para controlar y reducir el gasto púbico, implementar medidas para establecer controles fiscales más rigurosos y sentar las bases para una verdadera recuperación económica. Y en algunas instancias se han implementado medidas aún más profundas que lo que la Junta sugirió. Por eso esta acción es innecesaria”, añadió.

Te podría interesar: Junta de Control Fiscal modificará planes fiscales ante rechazo a derogación de Ley 80

Agregó que la Junta “no ha tomado acciones para impulsar el desarrollo económico, algo que tienen que hacer bajo Promesa. La situación en nuestra isla cambió con el azote de Irma y María. Sin embargo, no han hecho nada con las recomendaciones del Grupo de Trabajo Congresional sobre el Desarrollo Económico de Puerto Rico”.

A su juicio, la Junta “no ha tomado ninguna acción para que nos lleguen más fondos federales, para lograr la igualdad en fondos Medicaid y Medicare, para facilitar inversión en nuestros pequeños y medianos comerciantes, entre muchas otras iniciativas presentadas en diciembre de 2016. Después de María, esto tiene una importancia mayor”.

Además -insistió Méndez Núñez- el Task Force propuso que se legisle una serie de iniciativas que darían asistencia a los medianos y pequeños comerciantes bajo los programas administrados por la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) y que se enmiende la Sección 24 del Código de Rentas Internas federal para permitir a familias elegibles en Puerto Rico a reclamar el crédito contributivo federal por hijos dependientes.

“Se estima que esta propuesta podría inyectar 2,900 millones de dólares en la economía local durante los próximos 10 años, beneficiando a sobre 355 mil familias y 400 mil niños, con un pago promedio anual de 770 dólares”, argumentó.

“Que el servidor público sepa que los vamos a defender. Que nuestros alcaldes sepan que vamos a luchar por ellos. Que los estudiantes y nuestros trabajadores en el sector privado sepan que no están solos. En esta Cámara estamos con ustedes. La Junta no impone política pública, la Junta puede establecer parámetros para un presupuesto, pero no puede imponer su criterio partida por partida”, aseveró.

A su entender, “la posible imposición del nuevo plan fiscal representa el más burdo ejemplo de la condición colonial que vivimos y la necesidad imperativa de cambiarlo. Esta inmoral condición colonial ha puesto a nuestro pueblo en esta encrucijada. Hoy, más que nunca, se hace urgente el lograr la igualdad, lograr la estadidad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo