Llegan renuncias voluntarias a Carreteras

La corporación pública iniciará un programa para otorgar incentivos económicos a los empleados que decidan acogerse a una renuncia voluntaria

Por Ronald Ávila-Claudio

Un memorando con fecha de ayer fue circulado entre los empleados de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) para anunciarles el inicio de un programa de transición voluntaria para quienes deseen renunciar o separarse de sus puestos unionados o gerenciales a cambio de un incentivo económico, calculado a base de su tiempo de trabajo  en la corporación pública.

Esta movida, que fue avalada por la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) a través de la orden administrativa 7 de este año,  y que Metro tiene en su poder en exclusiva, es acorde a los lineamientos del plan fiscal de la corporación pública certificado por la Junta de Control Fiscal, en aras de generar una “transformación organizacional” y lograr ahorros.   

El programa corre al mismo tiempo que la segunda iniciativa de transición voluntaria del Gobierno central dirigida también por AAFAF, para reducir el gasto en nómina en la Administración de los Sistemas de Retiro de los Empleados del Gobierno de Puerto Rico y la Judicatura, el Sistema de Retiro para Maestros, el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), el Departamento de Seguridad Pública (DPS) y el Departamento de Educación (DE).

De acuerdo con el documento de la ACT, los empleados de 1 a 5 años laborables tendrían un incentivo de 4 meses de salario, más una semana de sueldo por cada año de servicio. Las personas con 6 a 10 años de experiencia en la dependencia tendrían 5 meses de salario y una semana de pago por cada año de servicio. Por su parte, los empleados con 11 años o más podrían devengar 6 meses de salario más un desembolso de 6 meses de sueldo.

Todos los trabajadores que se separen o renuncien voluntariamente recibirían una liquidación de licencia regular acumulada hasta de un máximo de 60 días y seis meses de aportación para el plan médico o un solo pago de $3,900.

El pago de las personas que ingresen a la iniciativa, según la orden administrativa de AAFAF, estaría libre de contribución sobre ingreso y de deducciones por concepto de aportaciones al sistema de retiro de los empleados públicos. Una vez dejen sus puestos, las plazas quedarían congeladas por la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

De acuerdo con lo dispuesto por AAFAF, cualquier empleado de ACT que participe del programa será inelegible para ingresar al servicio público como empleado de confianza, de carrera, transitorio o irregular en cualquier entidad de la Rama Ejecutiva del Gobierno de Puerto Rico por un término de cinco años.

Carreteras, según su plan fiscal, tiene unos 1,283 empleados y busca que haya una reducción voluntaria de un 15 %.

Un futuro incierto

Para Juan Jacob, presidente del gremio de trabajadores Prosol Utier de la ACT, el programa de transición voluntaria ha generado incertidumbre entre los empleados de la dependencia, quienes tienen la impresión de que será privatizada en un futuro.

“¿Qué va a pasar con quienes no se quieran acoger? Se contempla reducir los empleados a casi 700. El área que se verá más afectada es el área de construcción, que no cualifican para acogerse a la renuncia. El fin es privatizarla”, soltó el líder gremial.

Al tiempo, dijo que la posición de la unión es permitir que cada empleado tome una decisión individual sobre su estado en la autoridad. “Cada empleado debe analizar su situación económica y emocional. Emocional por la forma en que el Gobierno está haciendo las cosas”, agregó.

Este medio solicitó una reacción del jefe de ACT, Carlos Contreras, pero al cierre de esta edición no recibimos respuesta. También auscultamos con la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y con la Autoridad de Energía Eléctrica para saber si anunciarán programas similares próximamente, pero nuestras solicitudes tampoco fueron contestadas.

Miles solicitan

Para la segunda fase del programa de transición voluntaria que aplica a la Administración de los Sistemas de Retiro de los Empleados del Gobierno de Puerto Rico y la Judicatura, el Sistema de Retiro para Maestros, el DDEC, el DPS y el DE, han solicitado unos 3,970 individuos, indican números provistos por AAFAF a este diario. Empero, no será hasta julio que la agencia comience el análisis sobre quiénes son los que cualifican para entrar en el proyecto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo