Planificación errónea nos impide dejar el carro

Contenido asignado por el #EditorInvitado Residente

Por Miladys Soto Rodríguez

El precio de la gasolina sigue en aumento y se espera que continúe hasta el verano. Más allá de buscar alternativas al uso del automóvil para transportarnos, existen errores de planificación que no permiten que Puerto Rico tenga un sistema de transporte integrado, opinó el planificador José Rivera Santana. Este conversó con Metro sobre cómo se construyeron las ciudades en la isla, y qué se debe hacer a largo plazo para depender menos del automóvil.

  1. Construcción dispersa nos impide transitar la ciudad
    “El problema de transportación es que la gente se cree que es solamente falta de transporte colectivo como alternativa de movilidad. Pero el problema principal es la planificación del territorio. Si construimos de forma desparramada, estamos diseñando para que la gente quede lejos de donde van, ya sea al trabajo, al centro de estudio, el centro de Gobierno. Las ciudades que se diseñan para que haya una mayor densidad en la ciudad, pues las distancias son más cortas, y se les hace factible caminar, incluso utilizando otros medios como la bicicleta”, indicó Rivera.
  2. Falta de transporte colectivo
    “Nosotros no tenemos un sistema de transportación colectiva. Tenemos algunos componentes, pero no actúan como un sistema. Así que la oferta de transportación colectiva es casi ninguna. Refiriéndome al área metropolitana, fuera es más evidente la escasez de transportación colectiva”, expuso el planificador.
  3. Modelo de construcción estadounidense
    “Se importó lo que era el modo de construcción urbana de Estados Unidos para la década del treinta, que era precisamente construir en el suburbio, en los límites urbanos y crear estas áreas residenciales desconectadas del centro urbano. Esto sucedió mucho en Estados Unidos y se importó para acá”, expuso el planificador José “Tato” Rivera Santana sobre por qué en la isla se construyó de forma “desparramada”.
  4. Qué hacer a corto y a largo plazo
    “La primera consideración es admitir que tengamos ese problema, porque se permitió que tuviéramos una ciudad “desparramá”, pero una vez ya la tenemos, lo importante en términos de mediano y largo plazo es que no se siga desparramando”, indicó el experto, quien agregó que, actualmente, quien pueda usar la bicicleta, caminar, hacer carpooling o utilizar algún transporte público pude hacerlo para evitar el alto costo de la gasolina.

Te recomendamos este video:

Loading...
Revisa el siguiente artículo