Defienden poder de P. R. sobre venta de la AEE

En una de sus primeras apariciones públicas tras ser nombrado director de la AEE, Higgins abordó ante el Congreso sobre la transformación del sistema energético del país y su recuperación

Por Lyanne Meléndez

Las decisiones de Puerto Rico en torno a los cambios de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para transformar el sistema energético parecen estar divididas.

En la vista del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado federal para abordar el sistema eléctrico de la isla, algunos legisladores estadounidenses, como Lisa Murkowski, presidenta del Comité, y Angus King, de Maine, cuestionaron quién en Puerto Rico está a cargo de transformar la red.

Para el representante del gobernador Ricardo Rosselló, Christian Sobrino, lo que ocurrirá con el sistema de energía eléctrica es un tema de política pública que le corresponde al Gobierno a través de legislaciones. “Como cualquier otro estado, es un proceso de gobierno. PREPA es una corporación pública. Estamos en vías de transformarlo para que no sea un proceso político”, expresó Sobrino en la audiencia federal.

En cambio, el director y principal oficial ejecutivo de la corporación pública, Walter Higgins, sostuvo que las decisiones las toma él mismo, la Junta de Control Fiscal y la Comisión de Energía. King le cuestionó quiénes serán los reguladores una vez se privatice el sistema a lo que Higgins señaló que la Comisión de Energía. En sus respuestas, tanto Sobrino como Higgins aseguraron que trabajan para transformar el sistema eléctrico y a la vez a la corporación pública.

Sobrino enfatizó que Higgins es “el primer CEO de PREPA que no fue elegido en un proceso político”, sino que pasó por un proceso liderado por la corporación.

Mientras, el director de la AEE aseguró que requerirá de mucho esfuerzo para la transformación del sistema, pero, al final del día, lo que buscarán es “reducir los costos a los consumidores”.

“Estamos buscando una red más resistente y resiliente. Que sea más resistente a una próxima tormenta que pueda venir”, expresó Higgins.

Sobre los trabajos de recuperación, el director de la AEE planteó que serán más complejos con la salida del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos. No obstante, sostuvo que “todavía tenemos 1,500 personas trabajando en las calles en lo campos para restaurar la energía”. Esta situación se agrava en momentos en que admitió que, pese al préstamo de $300 millones que adquirió el Gobierno de Puerto Rico, a la corporación pública le queda dinero para dos meses de operación en sus cuentas, lo que es preocupante en momentos en que se acerca la próxima temporada de huracanes.

Investigarán corrupción

Entre las preguntas que plantearon los senadores federales, Higgins aseguró que cualquier situación que sugiera corrupción se investigará. La AEE tiene 6,000 empleados, por lo que puede haber casos, pero detalló que, si surgiera algo sobre corrupción, “lo vamos a investigar”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo