JCF espera certificar sus propios planes fiscales

La Junta de Control Fiscal aseguró en su plan que las medidas y reformas propuestas “transformarán el déficit en superávit mientras dure el plan fiscal”. Además, expuso que sus medidas generarán $12,000 millones en ahorros e ingresos para el año fiscal 2023.

Por Miladys Soto

La Junta de Control Fiscal (JCF) espera certificar hoy sus borradores de planes fiscales para el Gobierno central, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), que, contrario a los documentos propuestos por el Gobierno, incluyen un recorte en las pensiones del 10 % y una nueva reforma laboral.

$1,500 – Los millones de dólares que proyecta la Junta como gasto por parte de Puerto Rico en torno al Título III, que incluyen $1,100 millones en gasto de abogados y $430 millones para la Junta de Control Fiscal

En el documento de 147 páginas, se indica que estiman para el año fiscal 2018 un Producto Nacional Bruto de -13.25 %, mientras el Gobierno en su plan estimaba un -12 %. El plan de la Junta, que también es a seis años, expone que, para el año fiscal 2019, el Producto Nacional Bruto tendrá un repunte a 6.8 %, una cifra más conservadora que la del plan de Ricardo Rosselló, que lo estimó en 7.3%. Los estimados de la Junta son antes de la implementación de las medidas que recomienda.

“Esto requiere reformas amplias y profundas que sentarán las bases para una economía nueva, creciente, competitiva y con potencial de recuperación. Es con la ejecución de las reformas estructurales y medidas fiscales trazadas, y la resolución sostenible de la crisis de la deuda, que Puerto Rico puede reinvertir más en su gente para mejorar su bienestar social”. Específicamente, el plan delinea que, si se implanta una reforma laboral, Puerto Rico podrá reinvertir más de $500 millones durante los próximos tres años en salud y educación y que, mediante iniciativas adicionales de reestructuración, el Gobierno de Puerto Rico podrá crear y financiar un fondo dotal en la Universidad de Puerto Rico (UPR) para proveer becas basadas en la necesidad de los estudiantes. El plan provee para importantes reinversiones en estos sectores clave de nuestra economía que totalizan más de $1,100 millones”, indicó la Junta en la comunicación escrita.

Recorte de pensiones

En este renglón se pide un recorte del 10 % en las pensiones que sean mayores de $1,000, sumando a ese monto el seguro social. Mientras, esperan recortar $840 millones en el sistema de salud durante los próximos seis años fiscales.

Incluyen recorte en beneficios laborales

La Junta expone en su plan que el Gobierno deberá recortar las licencias de vacaciones y enfermedad en un 50 %, y hacer que el bono de Navidad sea opcional y no obligatorio. También pide eliminar la causa de despido injustificado.

Sobre el salario mínimo, manifiesta que deberá consistir en un aumento de 25 centavos la hora para los trabajadores mayores de 25 años si la tasa de participación laboral de Puerto Rico alcanza un 45 %.

Asimismo, mantiene el establecimiento de un crédito al trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) y el requerimiento de trabajo para ser participante del Programa de Asistencia Nutricional (PAN). La Junta exige que, para el año fiscal 2019, “los participantes sanos de entre 18 y 59 años estarán sujetos a un requisito de trabajo”.

Buscan reducir agencias gubernamentales

En la actualidad existen 114 agencias gubernamentales. Sin embargo, el ente federal busca reducir dicha cantidad a 22, 13 más de las que había propuesto el plan del gobernador.

Ayuda federal

El plan de la Junta estima la ayuda federal que recibirá la isla tras el paso de los huracanes en $62,000 millones, a través de fuentes federales y privadas. Nuevamente, la Junta redujo los estimados del Gobierno, que proyectó esa partida en $71,100.

Reducción de subsidios

Finalmente, sobre la reducción de los subsidios municipales, la Junta indica que dejará la cantidad en $220 millones del año fiscal 2018 al 2023, “con la excepción de una asignación única a los municipios como resultado de los huracanes Irma y María, que se proporcionará en 2018 por la cantidad de $78 millones, y que se asignará sobre la misma base que los subsidios municipales existentes”.

Sobre la Universidad de Puerto Rico (UPR), se detalló que la reducción será de $717 millones en los seis años fiscales en total.

Por su parte, el representante del gobernador ante la Junta, Christian Sobrino, reaccionó sobre los planes publicado por el ente federal e indicó que “el Gobierno de Puerto Rico ha sido claro en establecer la política pública para el Plan Fiscal luego del embate de un huracán catastrófico como María. La postura es firme en el caso recorte de pensiones y de otras medidas que consideramos innecesarias y que además detendrían nuestro desarrollo económico”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo