Universidad fomenta emprendimiento con cambios en currículo

Estudiantes que se han desarrollado como empresarios han servido de inspiración para impulsar preparaciones en autoempleo y finanzas

Por Lyanne Meléndez García

Cuando Arnaldo Gratacós perdió su empleo hace casi dos años no pensó que poco después estaría desarrollando su propia empresa y empleando a 18 personas. Mientras, Félix Rodríguez tampoco creyó que tan pronto como en sus primeros años en la universidad estaría junto a un compañero haciendo tangible uno de sus sueños y actualmente reinventando su negocio para un público más sofisticado.

En entrevistas separadas con Metro ambos jóvenes contaron su historia sobre cómo se lanzaron a desarrollar negocios y emprender con sus ideas.

café

Gratacós contó que el negocio surgió luego de que se quedara sin empleo. “Estaba en ideas solamente y de una noche a una mañana me decidí y dado una persona me dijo te tienes que reinventar para tener éxito en la vida y así decidí dar el próximo paso y seguir creciendo”, expresó. Recordó que inicialmente el negocio sería de comida nutritiva y batidas de proteína, pero “fue mutando la idea hasta que se convirtió en el primer Coffe shop con alternativas de batidas de proteína”. El lugar incluye además açai, ensalada de frutas, desayunos, sándwiches, sopas, wraps, teses, bebidas frías y calientes, entre otros. Admitió que es poco lo que duerme entre el trabajo y los estudios pero, asegura, los esfuerzos tienen su recompensa. Actualmente cuenta con 18 empleados y sus planes de inmediato son la expansión de su local oficial en Ponce, y a largo plazo, abrir más locales a nivel isla.

Por su parte, Rodríguez, quien junto a Christian Reyes desarrollan gafas en madera bajo el nombre Resight, decidió reinventar su negocio en busca de ofrecer un producto más personalizado, que aún está en perfeccionamiento.

gafas

“La idea surgió un fin de semana en la universidad que a un compañero y a mi nos invitaron a un evento de empresarismo y de ahí es que sale todo”, recordó Rodríguez, quien cursa su cuarto año. Expuso que “siempre quise en algún momento tener mi propio negocio y emprender, pero no algo tan rápido, fue algo que surgió de la nada”. Al presente, el empresario sobre gafas de sol está reinventando su estrategia por lo que espera desarrollar nuevas temáticas.

Hacen cambios al currículo

Ambos estudiantes de Arquitectura en la Universidad Católica son solo algunos de los muchos alumnos que se han creado oportunidades echar hacia delante a través de la autogestión. Con estas experiencias y a raíz del interés de los estudiantes y la necesidad de que los profesionales se formen en la administración de las empresas, la Católica incorporó a todos los currículos, sin importar la facultad, un curso obligatorio para los estudiantes sobre Empresarismo y Autogestión.

“Con el propósito de prepararlos para que ellos una vez se graduaran y desarrollaran sus carreras profesionales pudieran manejar sus oficinas o los lugares donde ellos estuvieran trabajando, se crea un curso a nivel básico”, expresó el decano de Empresas, David Zayas. Los cursos son con el fin de preparar a los universitarios en los conceptos básicos de empresarismo, finanzas personales y servicios comunitarios.

Desde que se implementó el curso en el currículo general, ha aumentado la cantidad de estudiantes interesados por realizar segundas concentraciones o concentraciones menores en Administración de Empresas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo