Urge la movilización del pueblo, según líder sindical

A su juicio, los anuncios de elevar el salario mínimo “es una vil mentira, pues lo que se propone es trasladar el costo de beneficios económicos que se eliminan para traspasarlos al pago de salarios por hora".

Por Inter News Services

Luis Pedraza Leduc, portavoz de la Coordinadora Sindical, ante las recientes medidas de eliminación de beneficios y derechos de la clase trabajadora y los subsidios contributivos a los patronos que el gobierno de Ricardo Rosselló ha presentado ante la legislatura, advirtió que “la clase patronal ha decidido tensar la cuerda de la lucha de clases”.

Dijo que “ellos pretenden aumentar su riqueza a costa de reducir el nivel de vida de nuestro pueblo. Estamos seguros y confiados en la capacidad de rebeldía, resistencia y fortaleza moral de nuestra gente para, en esta lucha, vencer”.

 

Señaló que “las medidas de reducir licencias, eliminar el bono de Navidad y la indemnización por despido injustificado tiene el efecto inmediato de reducir el costo del trabajo en favor de los patronos y en perjuicio de la clase trabajadora y el recaudo de ingresos al gobierno”.

 

A su juicio, los anuncios de elevar el salario mínimo “es una vil mentira, pues lo que se propone es trasladar el costo de beneficios económicos que se eliminan para traspasarlos al pago de salarios por hora. Al final, el salario real se reduce y las ganancias del patrono aumentan”.

 

La conducta del gobierno -continuó- es contraria a los derechos constitucionales de promover la organización sindical y la negociación colectiva para mejorar las condiciones de trabajo, fortalecer la economía del país y el bienestar general.

 

“El deber ministerial de un secretario del Trabajo se reduce a la función de monigote del capital y los patronos, violando así las disposiciones constitucionales del poder ejecutivo”, argumentó.

 

Esto, porque “las medidas del gobierno responden a la receta dictada por los intereses económicos que han promovido la deuda, la privatización de empresas gubernamentales, la destrucción del sistema de retiro, despidos de empleados, congelación de convenios colectivos y el desmantelamiento del derecho laboral en Puerto Rico”.

 

“Hoy, estos intereses se reiteran y concretizan en la Ley Promesa, ya que controlan el poder económico y político mediante la condición colonial que impone Estados Unidos desde 1898”.

 

Para el sindicalista, “el efecto de estas medidas será agudizar la desigualdad, llevar a la población hacia la pobreza económica y social y violentar los Derechos Humanos. Auguramos pérdida de servicios en las áreas de educación, salud y protección social de infantes y ancianos. El trabajo no será atractivo y, como efecto directo, aumentará el nivel de explotación de la clase obrera”.

 

Por lo tanto, concluye Pedraza Leduc, “urge la concientización y movilización de los amplios sectores del pueblo. Ha mediano y más largo plazo, el movimiento sindical se tiene que mover hacia la organización sindical de los miles de trabajadores del sector privado que hoy son los grandes perjudicados por estas medidas trogloditas y motivadas ideológicamente”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo