María no detiene ganas del Taller de Fotoperiodismo de servir a la niñez

Los estragos del huracán María no fueron traspiés para que los miembros del Taller de Fotoperiodismo se enrollaran las mangas en busca de servir a los niños y jóvenes que atienden.

A pesar de que el edificio donde ubica su sede no tiene servicio de energía eléctrica, el presidente del Taller, Pedro Borges Matos, localizó un lugar donde ofrecer servicios, colaborar con las agencias para ayudar en la emergencia, asistir a los niños y comenzar los talleres a una parte de los participantes.

En un esfuerzo con varias agencias, Borges explicó a Metro que mudaron temporeramente las instalaciones al Departamento de Recreación y Deportes (DRD) desde donde ofrecerán los talleres financiados por el Departamento de la Vivienda.

“Pensamos en un espacio que se prestara para poder ofrecerle los servicios a los estudiantes de manera inmediata y con los componentes que caracterizan al Taller que van desde el uso y manejo de tecnología relacionada a la comunicaciones a otras áreas de impacto que damos nosotros en términos educativos”, dijo el líder de la organización en una entrevista desde las instalaciones en el DRD.

En una reunión con el secretario de Recreación y Deportes, Andrés Waldemar, les consiguieron el lugar con oficinas para el personal administrativo, así como áreas verdes donde pueden ofrecer otros servicios. “Resulta que de entrada el secretario se identificó muchísimo por dos razones, él proviene de residencial público y la matrícula que íbamos a atender en ese momento era principalmente de residenciales, segundo, yo no lo sabía ni nadie lo sabía que él fue participante del Taller de Fotoperiodismo en el 2001”, explicó Borges Matos.

“El sitio se presta para poder ofrecer los talleres educativos que nosotros ofrecemos en un compromiso con Vivienda Pública y el Departamento de Educación”.

A partir de la semana que viene proveerán talleres a unos 150 estudiantes de residenciales públicos de Cataño, Guaynabo y Bayamón. El servicio irá aumentando paulatinamente. “Estamos hablando de cientos de niños, alrededor de 800 estudiantes son los que se atienden para Vivienda Pública dentro de nuestra iniciativa”, detalló.

La organización ofrece talleres relacionados a las comunicaciones, así como a aspectos relacionados al aprovechamiento académico de los alumnos. No obstante, a raíz del huracán indicó que “vamos a integrar un a serie de talleres dirigidos a este tipo de situación que nos pasó, pues cómo ese niño o ese joven puede prepararse con maneras para enfrentar un caos como este”. Esto incluye seminarios sobre ciencias, situaciones atmosféricas, logística, entre otros.

Por otro lado, la entidad está colaborando con el gobierno sirviendo de apoyo en llevar los recursos a donde los necesitan. “Estamos en ese proceso de llevar recursos mediante nuestros propios recursos y los recursos de la agencia como tal, explicó.

Señaló que los miembros de la organización se pusieron a disposición de las agencias de gobierno para colaborar en las áreas que hiciera falta durante la emergencia.

 

Espacio para fotoperiodistas

Borges resaltó que el lugar se ha convertido, además, en un lugar para que periodistas y fotoperiodistas pudieran acudir a transmitir sus trabajos durante la emergencia.

El espacio con internet, servicio de energía eléctrica y agua sirvió para “la Asociación de Fotoperiodistas, medios de prensa del país, los independientes y no independientes que necesitaran o necesitan un espacio para poder transmitir, escribir y llevar la noticia”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo