Richard Branson se salvó de Irma rodeado de botellas de vino

Se escondió en la bodega de su isla privada, a la que fue a pesar de las advertencias.

Por Luz Lancheros

Sir Richard Branson, dueño de Virgin y uno de los millonarios más famosos del mundo, se salvó del huracán Irma al refugiarse en una bodega de vinos. Él se encontraba con su hijo en la isla Necker, que también resultó afectada por el fenómeno natural.

El billonario británico quiso irse a su isla privada, eso a pesar de que sabía que Irma iba a afectar el Caribe. Dijo que al esconderse donde se escondió, "ya no quedaría mucho vino".

Pero otros miembros de la  familia Branson se preocupan. Su hijo Sam afirmó en Instagram que estaba feliz porque no hubo una sola víctima en su isla, aún al saber que muchas cosas se destruyeron. Afirmó, en cambio, que sí estaba preocupado por sus amigos y todas las personas de islas cercanas que fueron víctimas de alguna manera del huracán. "Por favor, no tomen las advertencias ligeramente si el huracán está cerca de su casa", enfatizó.

"Si su edificio no es muy sólido, hallen un lugar seguro. Las casas se pueden reconstruir, las vidas no. La naturaleza nos está advirtiendo sobre el cambio climático. Debemos hacer más para combatir esto".

En cambio…

Sir Richard describió su experiencia de una manera más personal y alejada del tono de su hijo. Afirmó que jamás había dormido así desde que era un niño y que su experiencia fue "privilegiada" al vivir un fenómeno natural de estos.

 
 La isla de Branson es rentada por 80 mil dólares la noche. Tiene más de 100 personas en el staff y dos enormes piscinas, reportó el portal británico "The Telegraph".
Loading...
Revisa el siguiente artículo