P.R. no tiene legislación sobre donación de óvulos

La isla depende de la regulación federal y del Código Civil que data del 1930

Por Ronald Ávila Claudio

En Puerto Rico no existe un marco legal sobre la donación de óvulos, de acuerdo con la abogada experta en temas de salud Linette Sánchez.

Por tanto, corresponde dejarse llevar por los parámetros estipulados por el Gobierno  federal. Al momento, según la experta, la  Agencia de Drogas y Alimentos  de los Estados Unidos (FDA, en inglés) es la encargada de regular toda donación de tejidos, órganos o células, donde recae la donación de óvulos.

“Desde mayo de 2005, la FDA regula la donación de óvulos, dentro del código de donación de órganos federal. Cuando hablamos de donación de óvulos estamos hablando de algo tan serio como hacer una donación de médula ósea, una donación de sangre, una donación de riñones, entre dos seres vivos. Así que vamos a tratar la donación de óvulos con el mismo respeto, entre seres humanos que están vivos y que quieren aportar”, sostuvo la letrada.

La FDA, además, establece todo el proceso clínico que debe pasar la donante, que incluye pruebas de sangre, de enfermedades de transmisión sexual, de su historial genético y de sus condiciones psicológicas.

Empero, en términos de filiación el asunto se abarca de forma distinta en cada estado de la nación americana.

“En cuanto a la parte de filiación, sobre quién es mamá y quién es papá de esos hijos que surgen de un tratamiento de medicina reproductiva, ahí la jurisdicción federal nos dice que eso es materia de cada estado”, dijo Sánchez.

“En Puerto Rico no existe legislación en materia de medicina reproductiva, así que nos dejamos llevar por la legislación federal. Sin embargo, es válido decir que nuestro Código Civil, que data de los años treinta, sí establece que la madre es quien pare y esa filiación de maternidad se establece por el hecho del nacimiento”, agregó la abogada.

Al tiempo, explicó que en el caso de donación de óvulos, quien pare es la mujer que recibe la donación. Por lo tanto, ella no tiene ningún problema para legalizar o evidenciar su maternidad. “El hecho del parto es suficiente para que ella se convierta en mamá legal de su bebé”, aseveró Sánchez.

El dilema moral de la donación de óvulos

La Congregación para la doctrina de la fe de la Iglesia Católica ha establecido que ”la fecundación artificial heteróloga es contraria a la unidad del matrimonio, a la dignidad de los esposos, a la vocación propia de los padres y al derecho de los hijos a ser concebidos y traídos al mundo en el matrimonio y por el matrimonio”.

Junto con otras congregaciones religiosas, ha condenado la reproducción asistida, por considerar que el ser humano desea ir sobre los designios de Dios.

Sin embargo, la licenciada experta en temas de salud Linnete Sánchez, considera que la medicina es una oportunidad para que mujeres afectadas por enfermedades como el cáncer puedan procrear. Además, considera que la donación de óvulos es algo natural, porque los gametos se extraen de los mismos seres humanos. Los médicos solo ayudan a fecundar los óvulos y espermatozoides en un laboratorio.

Este fue un reportaje en alianza junto a Jay y sus Rayos X (Telemundo). Puede ver aquí el reportaje de televisión:

Loading...
Revisa el siguiente artículo