Colocan en moratoria siete deportes en UPR Cayey

La decisión se tomó luego de la aprobación del plan fiscal

Por Víctor Torres Montalvo

Por: Víctor Torres Montalvo / @motinsitepegas

El Recinto de Cayey de la Universidad de Puerto Rico (UPR) tendrá menos atletas representando sus colores en los torneos tras la decisión de colocar siete deportes en moratoria para el primer semestre del año académico 2017-2018.

El rojo, blanco y verde del campus cayeyano verá una baja en su plantilla de estudiantes atletas para competir durante el primer semestre de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) cuando se encuentren que sus disciplinas estarán paralizadas.

Por una parte, Ismael Ramos, director atlético del recinto, confirmó que voleibol masculino, tenis de campo, tenis de mesa femenino, baloncesto femenino, natación, porrismo y campo traviesa masculino son los deportes que se detendrán.

“Esto es un resultado de la situación económica que está ocurriendo. Se hizo un análisis pensando en el corte presupuestario, el rendimiento de los equipos en las pasadas temporadas, cuán efectivo fue el reclutamiento para este semestre y mantener un balance de género al eliminar programas”, precisó.

Añadió que los costos para operar cada equipo también fueron sopesados.

Ramos informó que, desde que se contemplaron las moratorias, los atletas de cada equipo sabían que su programa estaba siendo evaluados para cerrarse. Ahora solo falta “aclarar las dudas que tengan”.

Por otra parte, Ángel Sandín, dirigente del equipo de baloncesto de mujeres, dijo entender la situación fiscal y de crisis por la que pasa el Sistema UPR, y que como entrenador tiene que llevar dos bolsas para ganar o perder. No obstante, para él y para las jugadores esto es un tema “triste”.

“Ellas se sienten frustradas, traicionadas y abandonadas”, destacó el experimentado dirigente.

Sandín —quien dijo sentirse responsable del bienestar de sus jugadoras impuesta al único equipo que dirige— apuntó que su equipo ha tenido mejor rendimiento que otros que permanecerán activos, y que es el único que, actualmente, estaba practicando de cara a lo que hubiera sido su cuarto año frente al quinteto.

Una fuente con conocimiento de las determinaciones tomadas por la administración aclaró que las decisiones tomadas fueron entre Rochellie Martínez Vives, exdecana de estudiantes, y Ramos. También, que no importó la disposición que tuvieron las jugadoras del equipo de baloncesto femenino para autoeliminarse las dietas, el pago del uniforme y el pago del coach con tal de que pudieran realizar actividades para recaudar fondos y mantenerse jugando.

Martínez Vives se defendió al aclarar que la decisión fue basada en la disminución millonaria en el presupuesto que el campus obtuvo para este año fiscal y que, aunque sí recomendó la moratoria, la decisión final la tomó la Junta Administrativa (JA).

Al menos dos jugadoras del equipo tendrán que abandonar el recinto de la UPR e irse a una universidad privada porque no tendrán cómo pagarse los estudios al no competir y, por ende, no recibir exención.

Igualmente, Héctor Barreto, presidente del Consejo General de Estudiantes (CGE) de Cayey, entendió que la UPR se verá afectada por esta decisión porque el deporte sirve “como una avenida para la accesibilidad a la universidad”.

“El deporte en Puerto Rico se presenta como la oportunidad para convertir a jóvenes, tanto de escasos recursos y talentosos, a los profesionales que requerimos. Limitar la posibilidad de que esto ocurra en definitiva afecta a que el estudiante quiera llevar la insignia de su alma mater”, manifestó en declaraciones escritas.

Grimaldi Maldonado, coordinador del programa de baloncesto masculino y femenino en UPR Río Piedras, comentó a este diario que este jueves, 17 de julio, todos los dirigentes de los equipos tendrán una reunión con Gloria Díaz Urbina, decana de estudiantes, para evaluar los deportes del recinto.

Otra fuente con conocimiento de los recortes deportivos en el recinto de Bayamón confirmó que, hasta el momento, no se tienen planes de cerrar ningún programa aunque sí se sabe que los estadísticos y los student managers no tendrán más exención de matrícula.

Al momento de cerrar esta edición no se constató la moratoria o eliminación en otro campus del Sistema UPR.

Metro trató de contactar al rector de Cayey, José A. Molina Cotto, pero este no mostró disponibilidad para comentar.

El pasado julio 31, la Junta de Gobierno (JG) de la academia pública se reunió y decidió aprobar un nuevo plan fiscal para regir la universidad por los próximos diez años. Entre las medidas que acordaron incluir está una reducción de 25% en las exenciones de matrícula; a los atletas del Sistema UPR le tocará $3.7 millones y a las cheerleaders $67 mil dólares menos para repartir por su desempeño.

Loading...
Revisa el siguiente artículo