Winnie the Pooh se convierte en nuevo símbolo de la disidencia china

Por EFE

El osito Winnie the Pooh parece molestar al régimen chino. No se sabe muy bien si es por su oronda barriga o su extremada afición por la miel, pero esta semana acabó siendo censurado en las redes sociales del país temporalmente y desde entonces se ha convertido en un símbolo más de la disidencia.

Todo comenzó en 2013, cuando el presidente chino, Xi Jinping, realizaba su primera visita a Estados Unidos como jefe de Estado y allí, paseando junto a su entonces homólogo estadounidense, Barack Obama, comenzó a hacerse viral un “meme” o caricatura de ambos, comparándoles con Winnie the Pooh y su inseparable amigo Tiger.

Loading...
Revisa el siguiente artículo