Rosselló presenta medida para que policías ganen dinero extra

Los uniformados podrían tener contratos de seguridad con empresas privadas

Por Ronald Ávila Claudio

La Policía de Puerto Rico podrá ofrecer servicios de seguridad a compañías privadas y a otras agencias de gobierno fuera de sus horas laborables, de aprobarse una medida presentada por el gobernador Ricardo Rosselló ante la Asamblea Legislativa.

El Proyecto, conocido en otras jurisdicciones de la nación como Off-Duty Police Assignment Agreements, beneficiaría también a los uniformados retirados siempre y cuando cumplan con los requisitos físicos para llevar a cabo las labores de seguridad.

De acuerdo a lo que explicó el primer ejecutivo, los agentes que opten por este modelo de trabajo a tiempo extra tendrán todas las prerrogativas de su empleo en la Policía, incluyendo el uso de su arma de reglamento y uniforme.

Por su parte, la superintendente de la Policía, Michelle Hernández, aclaró que los uniformados solo podrán trabajar hasta 4 horas después de haber salido de su turno en el cuerpo policial.

Además, recalcó Hernández, el reglamento de la Uniformada solo les permite laborar hasta 20 horas extras luego de terminar sus tareas como policías.

Asimismo, Rosselló aclaró que la ley protegerá al Estado de ser demandado si ocurre cualquier situación mientras el policía brinda servicios a la empresa privada. Empero, la compensación económica dispuesta para los dependientes de un uniformado que fallece en el cumplimiento del deber estará disponible para los que estén brindando servicios de cumplimiento con esta medida legislativa.

Sobre los espacios en los que podrá trabajar un miembro de la policía fuera de su horario regular, Rosselló sentenció que “todo tiene que ir consistente con la visión y la política de la Policía. Todo establecimiento que esté bajo ley, todo lo que vaya contra eso estaría exento de este proyecto”.

Acerca de los mecanismos de contratación, la empresa privada podría establecer contratos con la Policía como cuerpo o con los agentes individualmente.

De la misma forma, Hernández destacó que los uniformados que no quieran acogerse a este programa y que realicen otro tipo de actividad laboral fuera de su horario regular, tendrán oportunidad de continuar haciéndolo.

Las compañías privadas de seguridad, añadió Rosselló, no se verían afectadas por la medida porque “ellas también pueden contratar” a policías.

No obstante, estas empresas -y todos los que requieran de los servicios de la policía para estos fines- pagarían a los agentes por concepto de horas extras.

Loading...
Revisa el siguiente artículo