Rectora del Recinto de Río Piedras confirma su renuncia

Lo dijo hoy en la reunión del Senado Académico de Río Piedras

Por Ronald Ávila Claudio

Renunció la rectora del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, Carmen H. Rivera Vega. Ella misma lo confirmó hoy, jueves, en la reunión del Senado Académico de la institución que lidera, celebrado en la Fundación Luis Muñoz Marín en Trujillo Alto.

La acción surge en el contexto de que ayer, miércoles, la jueza de Primera Instancia de San Juan, Lauracelis Roques Arroyo, citó a la funcionaria para que el próximo lunes explicara por qué no ha gestionado un cese efectivo de la huelga universitaria en el campus riopedrense.

De acuerdo a la orden de la magistrada, Rivera se expuso a ser declarada en desacato y cumplir pena de cárcel de hasta seis meses si no lograba probar que trató por medios efectivos reabrir los portones de la universidad.

Asimismo, en las redes sociales -también durante la mañana de hoy- hubo rumores de que la presidenta interina, Nivia Fernández, renunciaría a su cargo en respuesta a la orden del Tribunal.

No obstante, la cuenta UPR Informa en Twitter aclaró que Fernández “continúa en su cargo”.

Movimiento estudiantil busca asegurar negociaciones 

Hace unas horas el Comité Negociador del Movimiento Estudiantil se reunió con varios sectores de la comunidad académica para asegurar que continúe el diálogo pese a la posible renuncia de la alta cúpula de la UPR.

“Eso es una de las posibilidades que se ha planteado, la posible renuncia de ambas funcionarias, por eso nosotros estamos haciendo tanto énfasis en mantener el comité de diálogo que se ha ido trabajando. Es la garantía que tenemos para canalizar nuestros reclamos”, dijo a la prensa Mikael Rosa.

Ratificó, además, que aunque haya un posible arresto de Fernández y Rivera por desacato, la huelga sigue en pie, pues ha sido el método de lucha elegido por el estudiantado en tres asambleas.

El Recinto de Río Piedras de la UPR cesó operaciones el pasado 28 de marzo, cuando sus estudiantes proclamaron un paro en la Asamblea General. Luego, el 6 de abril, comenzaron una huelga indefinida en repudio de las medidas de austeridad impuestas por el gobierno de Ricardo Rosselló, que contemplan una reducción al presupuesto universitario de $512 millones.

En respuesta a la huelga, los estudiantes Anamar Menéndez González, Carlos Villegas del Valle, Edwin Rivera Otero, Gabriela Firpi Morales y Rosaima Rivera Serrano demandaron a la Administración Universitaria con la intensión de reestablecer las labores académicas.

El reclamo de los 5 estudiantes fue avalado por el Tribunal de Apelaciones el 5 de mayo, cuerpo que ordenó comenzar con el calendario y las labores académicas del Recinto de Río Piedras. Hasta el momento esto no ha sucedido.

Loading...
Revisa el siguiente artículo