UPR en manos de la Junta de Control Fiscal

Según la Ley PROMESA, el ente federal será el responsable de proporcionar un plan fiscal para la institución universitaria.

Por Miladys Soto

La Junta de Control Fiscal (JCF) podría modificar los cortes a la Universidad de Puerto Rico (UPR) tras ahora tener que elaborar su plan fiscal, opinó el analista político Carlos Pesquera.

Según indicó, el ente federal contratará a una firma que elabora el plan de la institución universitaria. Durante ese proceso, al ver los números de primera mano, podría modificar la recomendación de cortar $450 millones y las medidas para lograrlo.

El pasado viernes, la Junta de Gobierno del primer centro docente del país decidió no avalar la propuesta de plan fiscal de Nivia Fernández, presidenta interina de la institución. Mientras, Gerardo Portela, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), expuso en declaraciones escritas que “de la UPR no someter un plan fiscal, según solicitado por la JSF, es entonces a la JSF la que le corresponde suplir y certificar dicho documento”.

Ante este panorama, “a la Junta no le va a quedar otra alternativa, que contratar consultores especializados y comenzar a hacer un plan fiscal ante el abandono de la responsabilidad de las entidades a las que les correspondía”, según Pesquera.

El también ingeniero destacó que cree que el Gobierno debió elaborar el plan ante la decisión de la Junta de Gobierno de la UPR. “No puede dejar ese espacio vacío ante el hecho de que lo abandonó la propia universidad”, agregó.

“Si la Junta va a tener que hacer el plan fiscal en detalles de la universidad, sabemos que lo van a hacer con total autoridad sobre la entidad. Mientras, la organización Profesores Autoconvocados en Resistencia Solidaria (PARES) pidió a la JCF que se le dé la oportunidad a la comunidad universitaria para una reforma que venga de los mismos universitarios.

Algunas de las recomendaciones que la JCF hizo al gobernador Ricardo Rosselló en su carta del 18 de enero de 2017 para el primer centro docente del país incluían allegar más fondos al atraer más estudiantes extranjeros y de Estados Unidos, llevar a cabo un aumento en la matrícula basado en los ingresos de los estudiantes, así como ajustar el tamaño del personal docente y administrativo, además de reducir gastos de operaciones y mantenimiento.

Metro hizo gestiones para hablar con los miembros de la Junta de Control Fiscal sobre cómo manejarán la situación de la UPR, pero los esfuerzos fueron infructuosos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo