Evalúan el manejo fiscal de esta administración

Economistas y analistas políticos ofrecieron su opinión sobre cómo el nuevo gobierno ha trabajado la situación fiscal del país.

Por Miladys Soto

La administración de Ricardo Rosselló tuvo que comenzar “apagando fuego” por la situación fiscal en la que se encuentra Puerto Rico, opinó el economista José Alameda.

El experto destacó que estos 100 días se resumen en una administración que está “trabajando muy rápido con resultados cuestionables y mucha incertidumbre en los resultados finales”. El también profesor universitario detalló que la reforma laboral es el proyecto más deficiente de la administración.

“La reforma laboral es una reforma patronal. Los cambios no llevan a los resultados que ellos proponen. Ellos proponen que eso lleva al desarrollo económico. Es una medida que propone aumentar las riquezas o la ganancia a unos quitándoles a otros. El desarrollo económico es cuando todo el mundo mejora”, sentenció.

De igual forma, Alameda reseñó los encontronazos que ha tenido el Gobierno con la Junta de Control Fiscal (JCF). “La combinación del plan fiscal con la Junta de Control Fiscal ha generado múltiples controversias que parecen que complican el panorama, cuando la JCF y el gobierno deberían resolver el panorama”, precisó.

El economista recordó que ha habido pleitos entre los bonistas, la Legislatura contra la Junta, de bonistas contra el plan fiscal, entre otros.

Aseguran mayores recortes vendrán tras el plebiscito

Por su parte, el economista Argeo Quiñones expuso que el manejo de la crisis fiscal en estos 100 días de gobierno han sido desacertados porque la carga se les ha impuesto a los más desventajados.

“Se sigue penalizando a los contribuyentes, en términos de las propuestas que se están barajando sobre las contribuciones a la propiedad inmueble, se va a penalizar al sector médico-indigente con los cambios en el plan de salud; se le está exigiendo un precio demasiado alto a la Universidad de Puerto Rico, que es el motor económico del país”, criticó el experto.

Quiñones también opinó que las medidas para atajar la crisis fiscal podrían intensificarse una vez pase el plebiscito, que se llevará a cabo el 11 de junio. “Cuando pase el plebiscito, porque esto es estratégicamente diseñado, vendrán entonces la aplicación de las medidas de gran peso. Porque los estimados del plan que el gobernador presentó a la Junta son muy optimistas en términos de lo que puede conseguir de ahorros y de recaudos”, agregó.

Situación difícil, pero no por falta de acción de Rosselló

El analista político Carlos Pesquera indicó que la situación fiscal es una difícil, pero que no  es causada por falta de acción de la administración de Ricardo Rosselló.

“Es cuesta arriba, por la magnitud del problema, pero no es por la falta de acción del gobernador. Desafortunadamente, todavía no hemos visto el fondo, lo peor de la crisis, pero sin lugar a dudas por lo menos las acciones son correctas”, manifestó el ingeniero.

Finalmente, Pesquera sostuvo que en estos 100 días quedó claro que el Gobierno tenía un plan fiscal y que “con el presupuesto veremos que tan fácil o difícil es adaptarse al plan esquemático”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo