Reunidos empleados y funcionarios de administración central de la UPR

Al menos tres empleados administrativos recibieron a los representantes de los empleados ya que la presidenta interina, Nivia Fernández, no se encontraba presente en el lugar.

Por Karixia Ortiz
Funcionarios de la Universidad de Puerto Rico (UPR) sostienen reuniones con representantes de la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (HEEND) luego de que los trabajadores realizaran una marcha desde la Torre del primer centro docente del país hasta las oficinas de la administración central en el Jardín Botánico en Río Piedras.

Al menos tres empleados administrativos recibieron a los representantes de los empleados ya que la presidenta interina, Nivia Fernández, no se encontraba presente en el lugar.

 

Los funcionarios que recibieron a los empleados fueron el director de la Oficina Central de Recursos Humanos, Víctor Rivera; la vicepresidenta interina de Asuntos Estudiantiles, Nitza Rivera y el vicepresidente de Recursos Académicos, Carlos Ramos.

“Los vamos a escuchar y a responder a sus planteamientos. Vamos a escuchar lo que tienen que decir. Nosotros entendemos que lo peor para la universidad es un paro. Espero que ellos nos ayuden a buscar medidas para que no haya un paro en la Universidad de Puerto Rico”, manifestó Rivera ante preguntas de la prensa antes de proceder a la reunión.

Cuando Metro le preguntó si la administración de la UPR tenía ya una estrategia para evitar la oposición de los empleados unionados ante los recortes exigidos por la Junta de Supervisión Fiscal federal, Ramos dijo que desde hace algún tiempo contemplan varios planes de acción.

“Hay muchas estrategias que hemos buscado de hace mucho tiempo. Espero que la universidad se mantenga abierta, como debe ser”, indicó Ramos.

Mientras se desarrollaba la reunión a las afueras de las oficinas de la administración central en Río Piedras los empleados vistiendo camisetas anaranjadas llamativas escuchaban música y satisfacían su hambre de medio día en los jardines del lugar. Igualmente, aguardaban por las conclusiones del encuentro.

La marcha inició a eso de las once de la mañana y el reclamo principal es que un recorte de unos $450 millones en las partidas de la universidad sería la destrucción de la institución.

Pendientes a Metro para la ampliación de esta noticia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo