Cuesta arriba llegar a $300 millones

Mientras que los estudiantes de Río Piedras decidirán mañana sus acciones en la asamblea general, diversos sectores de la comunidad universitaria anticiparon que participarán en una protesta el jueves.

Por Lyanne Meléndez
Cuesta arriba llegar a $300 millones

A pesar de que el Gobierno continúa exigiendo a la Universidad de Puerto Rico (UPR) que recorte $300 millones solicitados por la Junta de Control Fiscal, ninguna de las propuestas de la comunidad universitaria alcanzan una reducción de esta cifra por entender que volvería insostenible a la institución.

El Consejo General de Estudiantes, la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) y la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) coincidieron en que no es viable un recorte de $300 millones debido a que se afectarían los servicios del primer centro docente del país. A ellos se sumó la recién creada Coalición Universitaria por el Progreso, que, aunque sus miembros rechazan la paralización de la institución, estos no favorecen los recortes.

El presidente de la APPU, José Rivera Caballero, indicó que la UPR no aguanta los $300 millones en recortes y estableció que, aun cerrando las 8 unidades más pequeñas, sumarían poco más de $200 millones, sin alcanzar la partida solicitada. De hecho, el presidente de la HEEND, José Torres, aseguró que, de cerrarse esos recintos, quedarían fuera 30 mil estudiantes y 4,500 empleados. La presidenta del Consejo de Río Piedras, Wilmarí de Jesús, declaró que entiende que “la Universidad lo que necesita es identificar las maneras para allegar recursos y mirar otras opciones que ciertamente ayudarían al sistema”.

Por su parte, el secretario de la Gobernación, William Villafañe, urgió ayer a la Junta de Gobierno de la UPR que presenten un plan de recortes para evitar que la Junta se apodere de la institución. “La autonomía implica una obligación de cumplir con la sana administración del dinero del pueblo. El ajuste requerido por la Junta de Supervisión Fiscal a la administración de la Universidad no es diferente al exigido al resto del gobierno”, sostuvo Villafañe.

Sin embargo, la nueva presidenta interina, Nivia Fernández, quien inicia hoy su gestión, dijo el viernes que apenas identificaron $120 millones en recortes, por lo que hay que ver “partida por partida”. Metro intentó tener una reacción de Fernández, pero se indicó que hoy ofrecerá una conferencia de prensa, dado que ayer estuvo reunida con la presidenta saliente, Celeste Freytes, donde discutió el plan de recortes.

Aunque hay varias propuestas de acción para combatir los recortes por parte de la comunidad universitaria, algunos sectores, como la APPU, ya aprobaron un paro para el próximo jueves, así como estudiantes de otros recintos que optaron por paralizar las clases por algunos días. “Todo está sobre la mesa y en la asamblea se decidirá cuál es el camino a seguir. Hay posiciones para diálogo, para paro. Hay posiciones muy diversas, pero que al fin y al cabo la asamblea será la que tome una decisión”, dijo De Jesús, de cara a la asamblea general de mañana. Mientras, el presidente de la APPU destacó que “con todo lo que está pasando nos hemos percatado que no nos va a quedar otra alternativa más que tomar la calle”. Sin embargo, Bryan Díaz, portavoz de la Coalición, reclamó que cerrar la UPR en huelgas no es la salida.

Loading...
Revisa el siguiente artículo