Lluvia de propuestas para definir el estatus

Metro consultó varios analistas que detallaron cuál o cuáles serían, a su juicio, las propuestas más viables.

Por Lyanne Meléndez
Lluvia de propuestas para definir el estatus

Mientras el Partido Nuevo Progresista (PNP), que domina el gobierno, apuesta al proyecto de admisión de Puerto Rico como estado y a consultar sobre estadidad o independencia, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, favoreció una asamblea constitucional de estatus como opción para resolver la situación política del país.

Luego de que hace unos días la comisionada residente Jenniffer González presentara un acta de admisión, ayer el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, sometió un proyecto de estadidad o independencia, plebiscito que se llevaría a cabo el 28 de mayo, y el senador Juan Dalmau presentó un proyecto de asamblea de estatus, que legisladores del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) han presentado por los últimos años.

Ante la cantidad de propuestas que han surgido, Metro consultó varios analistas que detallaron cuál o cuáles serían, a su juicio, las propuestas más viables para resolver la situación política de la isla.

El abogado constitucionalista, Carlos Ramos, explicó que no hay similitud en las propuestas y señaló que cada una de ellas tiene un fin particular. En el caso de la asamblea constitucional de estatus indicó que “propicia una reunión general o una asamblea de representantes de partidos políticos o ideologías para definir en conjunto las opciones de estatus mediante un consenso. Se le presentan a Estados Unidos como opciones para que el Congreso decida”. En el caso del proyecto de admisión estableció que se trata de una solicitud formal para que Puerto Rico sea admitido a Estados Unidos y parte de una premisa de que la isla ya tiene una solución al estatus.

Aunque Ramos no estableció cuál es más viable para el país, señaló que “lo que uno escucha es que el partido de gobierno ha adoptado una estrategia que es excluyente de las demás alternativas”.

Por su parte, el líder independentista Fernando Martín aseguró que la más viable a su parecer es que se celebre la asamblea de estatus que propone el PIP por entender que es una opción en que se presentan alternativas no coloniales ni territoriales, mientras que los ciudadanos podrán elegir la opción de estatus de manera informada. “Lo que tiene mayor potencial de rendir frutos es que los creyentes de las tres alternativas puedan hablar con una sola voz al Congreso”, dijo.

En cambio, el abogado José Garriga Picó, exsenador del PNP, aseguró que “la que es inmediatamente más factible es el plebiscito local y el Plan Tennessee. Solo hace falta que el proyecto 51 se apruebe y lo firma el gobernador y ya estaríamos votando en mayo”.

En su análisis, Garriga Picó destacó que todas las propuestas son diferentes en cuanto “a las metas y a la manera de lograr esas metas”.

“Las metas son las tradicionales, el PNP está tratando de llevar a la estadidad y los independentistas independencia y otro sector la libre asociación”, declaró el abogado al señalar que los anexionistas comúnmente prefieren mecanismos de consultas y plebiscitos al pueblo, mientras que los sectores independentistas optan por asambleas y negociaciones con el gobierno, que a su juicio se debe a que entiende no cuentan con la suficiente cantidad de votos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo