“Volvió cambiado de la guerra”, asegura tía del asesino del aeropuerto

Por Inter News Services
“Volvió cambiado de la guerra”, asegura tía del asesino del aeropuerto

Esteban Santiago Ruiz, quien podría enfrentar la pena de muerte en caso de ser acusado de tres cargos federales, “volvió cambiado de la guerra en Irak”, sentenció una tía en entrevista con la cadena CNN.

La Fiscalía del South District acusa a Santiago de realizar un acto de violencia contra personas en un aeropuerto internacional, usar un arma de fuego durante y en relación a un crimen violento, y causar la muerte de una persona mediante arma de fuego.

El atacante hará mañana su primera comparecencia en un juzgado de Fort Lauderdale para la lectura de cargos.

En caso de ser hallado culpable, el asesino nacido en Nueva Jersey y criado en Puerto Rico, puede ser sentenciado a la pena de muerte, según el comunicado de la Fiscalía.

El fiscal de este distrito, Wilfredo Ferrer, afirmó que los cargos presentados reflejan la gravedad de la situación tras el tiroteo que desató Santiago en la zona de recogida de equipajes de la terminal 2 del aeródromo el pasado viernes y que dejó cinco muertos y seis heridos.

Tal como han informado las autoridades, Santiago Ruiz adquirió un boleto de ida en Anchorage, Alaska, en donde residía, y voló hasta Minneapolis, desde donde luego subió a otro avión para aterrizar en Fort Lauderdale, con una pistola semiautomática de 9 milímetros y dos cargadores que ocultó al interior de la única maleta que portaba.

CNN dialogó con María Ruiz Rivera, quien aseguró que su sobrino regresó muy cambiado desde Irak.

“Su mente no estaba bien. A veces se veía normal, pero otras veces parecía perdido. Él cambió”, aseguró la tía del excombatiente durante la entrevista telefónica que tuvo desde su casa de Nueva Jersey.

Además señaló que su sobrino ya hablaba con suma tranquilidad y familiaridad sobre las desgarradoras experiencias que vivió en Irak, en donde presenció cualquier tipo de tragedias.

“Esteban volvió de Irak como un hombre cambiado. Él hablaba sobre la destrucción de la que fue testigo. Sobre la matanza de niños y sobre visiones que lo perseguían”, y dijo que en las últimas semanas el joven de 26 años optó por alejarse de la familia, con la que ya no quería tener ningún tipo de comunicación.

“Dejó de llamarnos. No respondía mis mensajes. Me parecía distante”, aseguró la tía, quien se dijo sorprendida cuando escuchó el nombre de su sobrino como el posible autor del tiroteo.

Luego cuestionó: “¿Quién pudo haber imaginado que él podría hacer algo así? No lo digo porque sea parte de mi familia, lo digo porque él no era así”, concluyó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo