UPR aguantó los chavos de bonistas

La universidad tiene $91.5 millones congelados en las cuentas del BGF, mientras que adeuda $76.4 millones al banco.

Por Lyanne Meléndez
Un total de 82 cargos en total fueron radicados el lunes contra tres exrectores de la Universidad de Puerto Rico (UPR). / Dennis Jones
UPR aguantó los chavos de bonistas

La Universidad de Puerto Rico (UPR) tiene las partidas para pagar los bonos, pero por disposición de la Ley de Moratoria no puede emitir los mismos.

Así lo confirmó el director de Finanzas de la UPR, Norberto González, quien dio a conocer ayer que, aunque el presupuesto de la institución provee de partidas para el pago a los bonistas, una orden ejecutiva requirió lo contrario.

“Pedimos una opinión legal.Nos dijeron que teníamos que cumplir con la orden ejecutiva. Así que ese dinero se tiene separado en una cuenta para ver cuándo se puede pagar”, expresó González durante el último día de las vistas de transición.

El monto de $4.5 millones se separa mensualmente, pero, luego de aprobada la Ley de Moratoria, no se envía al Fideicomiso para que este a su vez realice los pagos correspondientes a los bonistas. El funcionario indicó que, una vez venza la moratoria el 15 de febrero, entonces buscarán emitir la transferencia.

“Nosotros no pagamos la deuda directamente. Nosotros mensualmente enviamos un dinero al fideicomiso, que se envía entonces a los bonistas”, detalló el director de Finanzas del primer centro docente del país.

Los fondos para el pago de bonos están separados en cuentas del Banco Popular, institución externa a la que han recurrido hace años para diversificar el riesgo ante la situación fiscal del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

De hecho, la UPR tiene $91.5 millones en el BGF que, según el último informe financiero auditado, los dieron por pérdida.

No obstante, trascendió que tienen una deuda de 76.4 millones de dólares, lo que en neto representa $15.1 millones.

El director de Finanzas indicó que hicieron una propuesta para que se realizara una compensación de balance, pero no ha sido completada.

Otro tema que trascendió en la vista es que la Universidad no tiene aprobado, un plan de cambios para ajustarse a la realidad presupuestaria de Puerto Rico. Según la presidenta interina de la institución, Celeste Freytes González, aunque no tienen algún plan escrito, “ha habido diálogo”.

En cuanto a la aportación económica por concepto de matrícula para el año 2015-2016, esta representó $81.4 millones, mientras que para el 2016-2017 proyectaron $84.8 millones. En ambas cantidades se contempla lo que se recibe a través de la beca Pell.

La cantidad de estudiantes admitidos en el Sistema UPR ha ido en incremento, luego de que se registrara una baja en el año 2011-2012, debido posiblemente al impacto de la huelga estudiantil.

“Surge de las experiencias que hemos tenido, si uno hace un análisis en los años que ha habido cierres o huelgas, al otro año baja la cantidad”, dijo Freytes González sobre el nuevo ingreso de ese año que llegó a 11,080 estudiantes. Para este año (2016-17) hay 14,739.

La UPR depuso en el último día de las vistas de transición, que. según la presidenta interina. no tenían parte de la información que les solicitaba el comité entrante porque recibieron la citación el pasado jueves.

Loading...
Revisa el siguiente artículo