Un año y el zika no da tregua en P.R.

En 12 meses, el zika ha causado cinco muertes, 312 hospitalizaciones y ocho casos de defectos congénitos.

Por Lyanne Meléndez
Un año y el zika no da tregua en P.R.

Faltando solo días para la celebración de la despedida del año, en Puerto Rico se conmemora el primer aniversario de registrarse la llegada del virus de zika. Enfermedad que ha trastocado la vida de muchos en la Isla.

Ya suman más de 35 mil los casos confirmados de esta enfermedad desde que se detectó por primera vez en diciembre de 2015. De estos, 2,864 son embarazadas, quienes representan la población más vulnerable debido a que puede causar defectos congénitos.

Según el más reciente informe de vigilancia, al momento se han reportado ocho casos de bebés con defectos congénitos, tres pérdidas y cinco viven. El último nacimiento se reportó este viernes. “Se notifica un nacimiento vivo con cambios confirmados y consistentes con zika congénito. En lo que respecta a este quinto caso solo se ofrecerán los detalles aquí expresados por respeto a sus familiares”, informó la comunicación escrita de Salud.

La llegada de este nuevo virus ha traído consigo una serie de retos a las agencias llamadas al cuidado de la salud, mientras ha dejado en evidencia la falta de recursos que se enfrentan en la isla.

Tal es el caso de la madre del primer bebé con microcefalia por zika, Michelle Flandes, quien a seis días de hacer pública una denuncia de falta de servicios de parte de Salud, aseguró que aún la agencia no se había comunicado con ella. Ese nacimiento también evidenció la escasez de especialistas en la isla, ya que de 14 neurólogos pediátricos que habían contactado, solo uno acepta la reforma de salud.

Sin embargo, el coordinador del Sistema de Vigilancia de Zika en Embarazos, Miguel Valencia, aseguró a Metro que el Departamento ha prestado los servicios a los casos reportados. Aunque no pudo ofrecer detalles del caso por privacidad, sostuvo que la agencia mantiene un protocolo en los hospitales y ofrecen seguimiento a las madres y a los bebés desde que nacen hasta los tres años.

Además de los ocho casos de defectos congénitos, el zika ha dejado en su primer año un saldo de 312 hospitalizaciones y 5 muertes, así como 67 casos de Guillain-Barré y de ellos dos muertes.

De cara al próximo año el panorama no suena muy alentador, pues se desconoce cómo reaccionará la enfermedad y desde ya se anticipan retos. De hecho, el epidemiólogo Johnny Rullán estimó que la mayoría de los nacimientos con defectos congénitos se observarán entre marzo y junio de 2017, debido a que el pico más alto de la epidemia fue en agosto y septiembre. En esto coincidió Valencia, quien confirmó que “si tienen más casos, tienen más riesgos”.

Por su parte, el catedrático de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas, Luis Bonilla Soto, reclamó a Salud que incorpore nuevamente la prueba de circunferencia de la cabeza de los bebés. “Es importante que el Departamento vuelva a retomar ese protocolo, porque de ahora en adelante ya llegó el virus del zika y no sabemos cuántos virus van a llegar para poder tener esos números, esa información al día”, explicó en un seminario por web sobre el zika que celebró el Centro de Innovación Social.

A juicio de Bonilla Soto, “ya tenemos el zika y lo vamos a tener por muchos años más aquí en Puerto Rico”.

Afectado el turismo

Poco después de su llegada, el zika comenzó a impactar no solo la salud de los boricuas, sino también la economía del país.

Una persona que trabaja en el Hotel El Conquistador, en Fajardo dijo ayer a Metro que se ha visto en la obligación de buscar otras alternativas de trabajo para compensar la reducción que ha sufrido la hospedería por cancelaciones de las convenciones. “Todos los grupos que venían cancelaron por el alerta negativa del zika”, expresó al señalar que junto a sus compañeros de trabajo han tenido que reclamar desempleo parcial o tomar vacaciones. Esto, luego de que la gerencia del hotel cesanteara a varios empleados.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Dueños de Paradores, Tomás Ramírez, confirmó que “el turismo en total ha sido afectado, principalmente lo que es el mercado de grupos”. Señaló que hasta octubre se habían cancelado alrededor de 60 mil cuartos noches por zika. A pesar de que esperan que continúe la crisis para 2017, dijo, han diversificado sus ofertas a otros mercados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo