Ni superhéroes rescatan economía P.R.

Tras defender la permanencia de las oficinas del ELA en el exterior durante las vistas del Comité de Transición, el secretario de Desarrollo Económico confesó que la clase media ha sido la más golpeada por los impuestos y que el crecimiento económico no lo mejoran ni Batman ni Superman.

Ni superhéroes rescatan economía P.R.

Aunque no precisó cuántos negocios se han generado a través de las oficinas que Puerto Rico tiene en el exterior, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Alberto Bacó Bagué (DDEC), aseguró que estas sirven para promover al país como destino de inversión.

Fue durante las vistas de transición que el licenciado Ramón Rosario, del Comité de Transición del Gobierno entrante, le cuestionó al funcionario sobre si hay evidencia de la eficacia de las oficinas. A lo que Baco Bagué respondió que “son costo-beneficiosas”.

“Mi visión de las oficinas del exterior es que hay que ser cuidadoso de que no se conviertan en oficinas burocráticas. La de Panamá opera con una sola persona; la de Colombia opera con dos personas, y la de Perú opera con una persona. España tiene más personal porque tiene un rol bien activo, no solo en promover industria, sino en promover turismo”, aseguró el secretario del DDEC.

El funcionario expuso, además, que las oficinas “operan con un presupuesto de no más de $250 mil. Rinden unos servicios que ustedes se van a dar cuenta de que los empresarios que las usan han logrado comenzar a exportar los productos”.

Ante esto, Rosario le solicitó que le haga llegar al Comité la información de los servicios y la eficacia de la oficina.

De otra parte, el secretario de Asuntos Públicos de la administración entrante subrayó que durante las vistas de transición Bacó Bagué admitió que la clase media es la más afectada por los impuestos. “El secretario dijo que tiene amarrada en el corazón la clase media. Luego de eso, tuvo que aceptar que todos los impuestos durante esta administración maltrataron a esa clase media que tiene agarrada en el corazón”, dijo Rosario en conferencia de prensa, al exponer que los únicos logros del DDEC se adjudican a la Ley 20 y 22, que fue impulsada por la administración del exgobernador Luis Fortuño.

Entretanto, contrario a sus discursos anteriores en los que aseguraba que Puerto Rico vería tiempos de bonanza económica, Bacó Bagué expresó que “no hay manera de poner ese número en positivo, ni con Batman ni con Superman”, al referirse al crecimiento económico.

El Comité de Transición entrante le increpó a Bacó Bagué qué medidas se impulsaron para incentivar a las pequeñas y medianas empresas. “En el día de hoy quedó demostrado que el Departamento de Desarrollo Económico no ha presentado en estos cuatro años ni ha impulsado una sola medida para promover el desarrollo de los pequeños y medianos empresarios y de los empresarios locales”, sentenció el licenciado Alfondo Orona en reacción a la ponencia del secretario. En las vistas también relució que no hay una sinergia entre el Gobierno central, las agencias y los municipios para agilizar el proceso de permisos para quienes desean establecer negocios en la isla. “Tardas seis meses en abrir un restaurante en Miramar… Eso no tiene sentido”, expuso Bacó Bagué.

En horas de la tarde le tocó el turno a la Compañía de Turismo. La secretaria de la agencia, Ingrid Rivera Rocafort, defendió la confidencialidad y el hermetismo en cuanto a la contratación de Puerto Rico con el Club de Sevilla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo