Organización Mujeres de Isla quiere que Culebra sea la cuna de la sostenibilidad

En la isla municipio se está rescatando la práctica de colectar agua de lluvia y la organización a educar sobre siembra desde la niñez temprana

Por Sarah Vázquez

La conexión de un tubo desde Naguabo a Culebra provocó que se perdiera la visión de los beneficios de colectar agua de lluvia en la isla municipio, pero iniciativas como “Agua para el Proyecto SIEMBRA” reviven la necesidad de encaminar esfuerzos hacia la sostenibilidad.

La coordinadora educativa de la Organización Mujeres de Isla, Dulce del Río, detalló que rehabilitarán las cisternas existentes de la Antigua Escuela, ahora SEVA, para que el Proyecto SIEMBRA sea sostenible, y así asegurar el mejor uso de los recursos existentes.

“Una de las cosas con este proyecto, que está dentro de la misma comunidad y que allega varios grupos, entre ellos, jóvenes, es que se está experimentado lo que es el recogido de agua”, precisó la educadora.

Está agregó que ha sido útil para que aquellos que vivieron las épocas en las que se colectaba agua de lluvia transfieran el conocimiento a las demás generaciones.  “Es como volver a rescatar un conocimiento que estuvo por muchos años y pues volvemos a darle ese ímpetu. […] Es ese rescate de lo que tuvimos y dejamos perder”, subrayó.

Del Río contó que “hemos tenido siempre un  reto de abastos de agua. Yo conozco Culebra hace 35 años y lo que reconozco y conozco es que casi todo el mundo ha manejado el recogido de agua, e inclusive un buen ejemplo son estas cisternas de cemento armado de hace más de 40 años. Eso es un ejemplo de cómo nuestra comunidad siempre respondió a esta dificultad de abastos de agua. Mucho antes de que naciera esta necesidad en otras comunidades de la isla grande. Culebra tiene esa historia, pero a través de los años y por la conexión de un tubo desde Naguabo como que fue perdiendo un poco la visión de que esa necesidad está”.

En el Proyecto SIEMBRA busca fomentar el servicio para fomentar la calidad de vida en la comunidad. A través de este se impactan el Centro de Desarrollo la Casa de la Alegría en Culebra, donde educan a niños de tres a cuatro años sobre la importancia de la siembra, mientras que la Escuela Ecológica, que es un proyecto que comenzó este año, habilitarán espacios para huertos y hacer compostas. Además, tendrán gallineros con el fin de generar los productos que consumirán.  Sobre la Escuela Ecológica, dijo que están trabajando las acreditaciones con el método Montessori. 

“Otra de nuestras metas es que se haga composta en todos los hogares. No queremos que residuos vegetativos lleguen a los vertederos”, puntualizó.

Si desea colaborar con este proyecto, puede escribir al correo   mujeresdeislas@gmail.com.

Loading...
Revisa el siguiente artículo