Espacio en el VSJ fomenta la creación de lo local

Ideas modernas, creativas y de uso cotidiano de pequeños empresarios locales son la base que promueve Placard.

Por Karixia Ortiz

Un espacio en el Viejo San Juan alberga piezas de aproximadamente 40 artistas puertorriqueños. Su propósito: fomentar el autoempleo, pero, sobre todo, motivar la creación con una dosis de energía basada en la necesidad de hacer y crear algo.

Placard es el negocio que se inauguró en octubre de 2015 por iniciativa de la artista y empresaria puertorriqueña Marien Vélez.

Vélez, quien posee estudios en Rhode Island School of Design, hace dos años decidió abandonar Nueva York, tras 20 años residiendo en el norte, para promover lo que ya iba viendo que despuntaba y tomar partido de ello.

“Hoy día, gracias al social media (las redes sociales), la gente está haciendo sus productos, hace su promoción y cumple varios roles a la vez. La gente está haciendo diferentes profesiones a la misma vez. Es gente sin miedo, con más seguridad en sí. Creen en lo que están haciendo”, indicó la empresaria sobre el crecimiento de gestores en años recientes.

Vélez consideró que, a pesar de la crisis económica actual, es precisamente ese panorama el que motiva a las personas a buscar otros nichos para ser productivos y aportar al país.

“Si no hay empleo, uno tiene que autocreárselo. De la manera más clásica, se hacen cosas con las manos porque es lo inmediato. Se crea un empleo, también una cooperativa. La gente misma que está en esa situación se apoya y crea sus propios clientes. Debemos apelar a todo el mundo y deberíamos tener más mercados y puntos de ventas para la gente que está produciendo”, manifestó.

Placard pone a la disponibilidad de turistas y de los mismos puertorriqueños productos que van desde el cuidado del cuerpo, joyería, accesorios para el hogar hasta elementos para las mascotas. Todos procurando que sean de calidad y confeccionados por manos boricuas. Vélez enfatizó que su tienda sirve también de exhibidor de lo que producen los diseñadores del patio con potencial de que sus creaciones lleguen a diferentes partes del mundo.

“Entran y buscan algo especial hecho en Puerto Rico”, precisó, mientras enfatizó que la ubicación en el número 200 de la calle Cristo en el Viejo San Juan posibilita una dinámica entre el viajero que se lleva la pieza o el local que busca aportar a lo de aquí. 

De su aportación, Vélez lo explicó de la siguiente manera: “Creo que estoy creando un punto de venta, una estación donde la gente puede dejar sus cosas para venderlas. Se están creando ingresos para ellos. También se esta creando IVU que va al Gobierno. Me estoy creando un empleo, que hace que no dependa de ayudas económicas del Gobierno”.

De lo que fomenta Placard en el artista, consideró que “les enciende la creatividad, porque ellos siguen evolucionando sus productos. Los mantiene en constante creación para mover las energías a  unas positivas para que no se queden estancados, ya sea psicológicamente o físicamente, sino que siempre hay que hacer algo en la vida. Siempre hay que moverse y fluir. Puerto Rico necesita eso”.

Algunos artistas que se encuentran en Placard

• Hannah Staiger, con su línea de joyería Boa Brava

• María González, con sus productos Taí Jabones y Velas

• Maru López, con la orfebrería
Maru Jewels

• Xavier Carrillo, con los productos para el cuidado masculino Barbanegra

• Lasso, una línea de accesorios
para mascotas

• Sara Figueroa, con los lazos para caballeros Tie Compass

• Lucía Nieves, con Snou Joyas, piezas de plata y acrílico

Loading...
Revisa el siguiente artículo