ALAPÁS, recurso de apoyo a víctimas del crimen en P. R.

Las estadísticas de la criminalidad en la isla solo reflejan un aspecto de los eventos violentos

Por Karixia Ortiz

“Para la cantidad de incidencia criminal que existe en la isla, todavía la población a la que le servimos es poca”, expresó la coordinadora general de Alianza para la Paz Social (ALAPÁS), Lisandra Rivera.
ALAPÁS es una organización sin fines de lucro que apoya a las víctimas o familiares de las víctimas de crímenes en la isla. El centro ofrece servicios de grupos de apoyo, servicios de psicología, asistencia legal y educación sobre cómo manejar el proceso de duelo o cómo recuperarse ante un evento de agresión. Todo sin que implique un costo para la persona con la necesidad particular.
Rivera explicó que las personas pueden llamar, hacer una cita o simplemente llegar al lugar. Del proceso dijo que se crea el ambiente para que cada individuo maneje sus emociones en el tiempo que crea pertinente. “Nuestros servicios son integrados. Se le acompaña en todo el proceso”, indicó.
De los pasos señaló que a la persona se le explica sobre el proceso, sobre los derechos de las víctimas y también sobre el proceso criminal si es que tendrán que enfrentar uno.
Rivera enfatizó que el apoyo es emocional, psicológico y solidario.
Desde que recopilan datos, Rivera precisó que estiman han impactado a sobre 10,000 personas. No obstante, consideró que por diversas razones, incluyendo los tabús sociales, son muchas las personas que resisten recibir ayuda psicológica o terapias grupales para enfrentar la pérdida de un ser querido o a recuperarse de un evento violento.
“En la medida que podamos ofrecer los servicios de manera pronta, ayudamos a las personas y tenemos un impacto en lo que es una merma en las hospitalizaciones psiquiátricas o médicas”, apuntó Rivera. Igualmente, destacó que, en la medida en que una persona accede a ser atendido, también crea el efecto multiplicador ayudando a otros.
Igualmente, recalcó que, para dar los servicios, no se toma en cuenta cuándo ocurrió el momento.
Rivera señaló que en la isla la incidencia criminal ha aumentado, por lo que insiste en que las personas atiendan sus situaciones con urgencia, porque así también previenen futuros eventos criminales, productos del rencor o la venganza.
La organización cuenta con cuatro psicólogos, dos trabajadores sociales, una intercesora legal y un grupo de voluntarios que dan apoyo a las personas que recurren al centro para obtener su ayuda.

El centro
ALAPÁS inició en 1997 como un encuentro de personas que habían perdido sus familiares en incidentes criminales.
Esta inciativa es de la fundadora Mayra Rivera, quien perdió a su hija de 19 años, Laura Isabel Aponte Rivera, quien falleció el 22 de junio de 1997 al recibir una bala mientras se encontraba en la discoteca Hollywood en el Viejo San Juan.
Desde el 2007, ALAPÁS recibe fondos federales y ha ampliado los servicios en sus oficinas en la calle Robles #54 en Río Piedras. También, en alianza con la Universidad del Turabo, desde marzo pasado ofrecen sus servicios en la zona de Ponce, donde han identificado una alza en la criminalidad. Para más información 1-888-631-5528.

Loading...
Revisa el siguiente artículo