Habrá lechón para todos, dice Agricultura

Por Inter News Services

Los productores de carne de lechón de la isla están preparados con un total de 10,000 animales para la temporada navideña, cifra que supera los abastos del año anterior, informó Departamento de Agricultura y el Fondo para el Fomento de la Industria de la Carne de Cerdo de Puerto Rico (FFICC).

La Industria Porcina de Puerto Rico está ordenada bajo la Ley 238, que creó el Fondo para el Fomento de la Industria de Carne de Cerdo de Puerto Rico, que cuenta con 50 productores.

Estos productores participan en los programas e incentivos que se ofrecen para la producción de carne de cerdo.

Actualmente se le ofrecen alternativas de venta al Programa de Comedores Escolares donde le llevamos a la bandejas de los niños cortes fresco de primera calidad.

El FFICC lleva alrededor de doce años entregando masitas, fajitas y chuletas de cerdo al programa.  Durante el pasado año comenzó la entrega de nuevos productos, como hamburguesa, bistec y el pastel para la temporada navideña.

El consumo local de carne de cerdo registro un aumento en la cantidad de animales sacrificados en el fiscal 2015-16, con una producción de 30,000 para ese año.

Este año, los productores están preparados, superando los abastos del año anterior, con un total de 10,000 animales para la temporada navideña.

“Exhortamos a la ciudadanía a que exija en sus visitas tanto a lechoneras, supermercados, carnicerías y restaurantes, carne de cerdo fresco del país como plato principal en la mesa de cada puertorriqueño, lo que asegura una mejor calidad y frescura”, comentó la secretaria de Agricultura, Myrna Comas Pagán.

Durante este año los productores mediante iniciativa del FFICC comenzó un programa de alimentación en las fincas que le permite llevar al consumidor un producto de primera calidad.

La alimentación, guiada por expertos en nutrición para cerdos, de la compañía Provimi en Francia, los llevo a lograr metas nunca alcanzadas en Puerto Rico.

Llevando una nutrición especifica por etapa de crecimiento del animal, les permitió alcanzar una reducción de costos significativos en el alimento, pero a su vez un mayor rendimiento en el desarrollo de los animales.

“El reto mayor que tienen los productores locales es competir cada día con los bajos costos de la carne importada.  Con la alimentación adecuada hemos logrado bajar los costos de producción, disminuir los días al mercado, disminuir la mortalidad y a su vez aumentar los partos por cerdas”, indico Amanda Ramírez, directora ejecutiva del FFICC.

Loading...
Revisa el siguiente artículo